Se disparó el uso de “coyotes”

SAN DIEGO, California - Con el incremento de medidas de seguridad en la frontera, los inmigrantes ilegales recurren cada vez más a los servicios de contrabandistas para salir de México en dirección al norte.

La creciente demanda en este mercado ha desembocado en una feroz competencia entre sofisticadas redes criminales, que emplean músculo y astucia para acaparar al mayor número de clientes.

La evidencia de este fenómeno es abundante en las ciudades fronterizas, donde los contrabandistas transportan grandes grupos de inmigrantes procedentes de México. Asimismo, la AP pudo corroborarlo al analizar decenas de miles de entrevistas que un instituto estatal mexicano les hizo a los inmigrantes.

"Lo que era un gasto discrecional ahora es una necesidad", dijo Jorge Santibañez, el encargado de supervisar la encuesta cuando era presidente de El Colegio de la Frontera Norte, en Tijuana.

Mayoría no viaja solo

La AP descubrió datos contundentes del incremento en el uso de contrabandistas entre los que participaron en el sondeo.

Los entrevistados eran inmigrantes que retornaron a México tres años después de irse, voluntariamente o deportados por las autoridades estadounidenses.

Alrededor de la mitad dijo haber utilizado los servicios de un contrabandista. En el 2004 la cifra era de uno de cada tres, por uno de cada seis en el 2000. El actual porcentaje de inmigrantes ilegales que contratan a contrabandistas podría ser inclusive mayor al determinado por la AP.

No todos hablan

Muchas personas se muestran reacias a reconocer que contrataron a alguien para cometer un crimen. Asimismo, el sondeo no incluye a los que se quedaron en Estados Unidos: cruzar la frontera con éxito depende frecuentemente de la experiencia de un contrabandista.

"Las posibilidades de que lo atrapen a uno se reducen utilizando a un contrabandista", dijo David Spener, un experto en inmigración en la Universidad de Trinity, San Antonio.

Si bien la existencia de contrabandistas data del siglo XIX, cuando el Congreso de Estados Unidos limitó por primera vez el flujo de inmigrantes, el reciente aumento coincide con las medidas tomadas por las autoridades tras los ataques terroristas del 2001 en Washington y Nueva York.

Avatar
Acerca del Autor