¿Se Le Fue La Mano Con La Tarjeta Estas Fiestas?

Sin duda, hacer frente a esos balances es una prioridad financiera. ¿Cómo hacerlo?

Con una transferencia de balance a una tarjeta al 0%. Es el método más cómodo y barato ya que si solicita una de estas tarjetas que ofrecen un periodo de gracia promocional por un año o más puede planificar con cierta tranquilidad la devolución a plazos sin que se le acumulen los costos de los intereses.  Si no puede optar por la vía anterior lo mejor es hacer un calendario del pago de esa deuda especial. Piense en hacer pagos repetidos y automáticos (dé la orden a su banco) con cada cheque del salario que reciba. Sea realista y no se desvíe de esa hoja de ruta. Si la deuda la tiene en distintas tarjetas de crédito con distintas tasas de interés puede optar por dos vías.
La llamada de bola de nieve. Se trata de pagar primero la deuda más pequeña para seguir con la siguiente en cuantía hasta llegar a la mayor y cerrar el círculo. Es una estrategia que anima porque se van superando barreras pero puede salir cara porque se tarde en llegar a la meta.
La llamada avalancha. Es un camino que puede ahorrar algunos dólares porque de lo que se trata es de priorizar pagos dependiendo de las tasas de interés. Se trata de pagar antes la más cara y encarar el pago de la que tenga la tasa más baja en último lugar.
Guarde la tarjeta de crédito. Tras el gasto, considere apartarse del crédito al menos durante el tiempo que le tome pagar la deuda. No quiera sumar más de lo que debe si no hay necesidad de ello. Consolide deuda. Si además de la tarjeta debe dinero por otros motivos –porque se le rompió el carro, porque tuvo que llamar al fontanero o por el motivo imprevisto que sea–, estudie la posibilidad de aunar todas las deudas en una nueva a ser posible con una tasa de interés más bajo para pagar antes y con menos costos. Los préstamos personales, que en estos momentos están concediendo muchas entidades financieras y más aún las que operan en línea son una alternativa para consolidar lo que se debe.
No se espera que el ritmo de crecimiento de la economía en 2019 sea similar a la de 2018 y quedan dudas de si habrá muchas más subidas el año que viene pero la Reserva Federal ha apuntado en el pasado que las habrá. En ese caso, rebajar la deuda variable como la de la tarjeta es prioritario porque pagar los gastos de las fiestas de 2018 a mediados de 2019 va a salir caro.

Avatar
Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 25th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301