Se necesitarán en 2008 pasaporte o “documento válido” para viajar

WASHINGTON - Los canadienses, mexicanos y estadounidenses, que hasta ahora sólo precisaban del certificado de nacimiento o el carné de conducir para viajar, necesitarán pasaporte "o un documento de viaje válido" a partir de enero del 2008. Así lo recordó el responsable del programa US-VISIT, James Williams, en una conferencia de prensa celebrada en Washington en la que señaló que en la actualidad se está negociando entre los tres países cuál y cómo será ese "documento de viaje válido".

"Tenemos que estudiar qué documento es válido y combinar eso con un trámite que no suponga retrasar la circulación diaria de personas y bienes que hay entre nuestros países y no frene la prosperidad", subrayó Williams.

El responsable del programa US-VISIT, que ha complicado la entrada en EEUU de los extranjeros, hizo un balance de los dos años de implantación de dicho sistema que, en su opinión, "ha permitido aumentar la seguridad" del país.

Pero además reveló que se están llevando a cabo una serie de pruebas en la frontera con México (Nogales este y oeste), en Nueva York y en el estado de Washington, para verificar si es factible o no el uso de documentos de identificación por frecuencias de radio.

Williams puso de relieve que el US-VISIT, que cumplió dos años el pasado 5 de enero, se ha "implementado antes de tiempo y dentro del presupuesto". También recalcó que en los últimos dos años las autoridades han logrado interceptar en los puertos de entrada de EEUU a un total de 970 personas "con historias criminales, violaciones de las leyes de inmigración, prófugos de la justicia, traficantes de drogas y violadores condenados".

El programa, según Williams, ha documentado la entrada de 44 millones de visitantes a Estados Unidos, desde enero de 2004 y ha impedido la entrada de 14.000 personas.

El US-VISIT, aprobado por el Congreso tras los atentados de 2001, entró en vigor en enero de 2004 en 115 aeropuertos y 14 terminales marítimas, por donde transitan cada año alrededor de 24 millones de visitantes.

Este proceso, en el que se toman las fotografías y huellas dactilares electrónicas de los visitantes, los llamados datos biométricos, estuvo en marcha en los 50 puntos terrestres más transitados a finales de 2004 y fue ampliado a todos los puntos de entrada el pasado mes de diciembre, hasta un total de 104. En este sentido, Williams también negó que el programa haya causado demoras en los puntos de entrada terrestre porque, en algunos casos, el tiempo de espera "se ha reducido a la mitad". Según Williams, el programa ha aumentado la seguridad nacional, porque las autoridades verifican la identidad de cada visitante y cotejan todos sus datos con los de presuntos terroristas, criminales y violadores de la ley.

Agregó que la meta siguiente, una vez cumplidos los plazos de implantación del programa US-VISIT, es "centrarnos en registrar los datos biométricos de partida y en proteger los datos de los viajeros, así como aumentar aún más la seguridad". Sobre este nuevo sistema de registro de los datos de salida de los visitantes, Williams señaló que se están llevando a cabo unos programas piloto en algunos aeropuertos nacionales.

A su vez, explicó que los Departamentos de Seguridad Nacional y de Estado, en colaboración con los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda, han realizado diversas pruebas en distintos aeropuertos con el uso del nuevo pasaporte electrónico con chip incluido.

Avatar
Acerca del Autor