Se recrudece recuento en Washington

"Es incompetencia o fraude", dijo el presidente del Partido Republicano en el estado Chris Vance. "Desde fuera no se puede apreciar la diferencia".

SEATTLE, Washington - Al Reece, quien representa la cuarta generación de su familia en Washington, siempre pensó en la reputación de su estado en materia de votaciones impecables.

Pero Reece está preocupado al observar a funcionarios contar los votos por tercera ocasión tras la contienda electoral más reñida por la gubernatura en la historia del estado. "Cada vez que hacen un recuento la cifra cambia. Eso no parece ser posible: que sea (un recuento) honesto y resulte diferente en cada ocasión", comentó Reece, de 60 años. "Esto es algo que uno escucharía sobre Chicago, donde todos los muertos votaron".

En Washington no han surgido votantes fallecidos hasta ahora. Pero con cada recuento surgen nuevos problemas.

El descubrimiento del domingo de cientos de papeletas no contabilizadas en el fuerte condado demócrata de King está alimentando teorías de conspiración.

La junta de escrutinio del condado se reuniría el miércoles para decidir qué hacer con las boletas encontradas.

Seis semanas después de las elecciones, todo el mundo se pregunta si Washington tendrá un gobernador nuevo antes del 12 de enero, cuando debería asumir el cargo. La candidata demócrata Christine Gregoire, de 57 años, secretaria de Justicia del estado durante tres períodos, era la favorita ante el candidato republicano Dino Rossi, un ex senador estatal de 45 años.

Pero Rossi derrotó a Gregoire por sólo 261 votos en el primer escrutinio y por 42 votos luego de un recuento realizado a máquina.

El estado está realizando ahora un recuento a mano, voto por voto; hasta el miércoles Rossi tenía una ventaja de 106 votos tras contabilizarse 2.8 millones de papeletas.

Pero el descubrimiento de casi 600 boletas no contabilizadas en el condado de King, donde se encuentra Seattle, ha creado otro conflicto. Funcionarios anunciaron que 573 boletas fueron rechazadas equivocadamente porque los trabajadores electorales no cotejaron las firmas de las boletas en ausencia con los registros electorales.

La noche del martes se encontraron 22 boletas más alrededor de sitios de votación; todas debieron haber ingresado al sistema de cómputo la noche de las elecciones y debieron haber sido regresadas al centro de operaciones, pero al parecer eso no ocurrió.

Los republicanos están enfurecidos, y los conservadores han emitido boletines electrónicos llenos de oscuras advertencias de que los demócratas robarán la elección "con ayuda de sus agentes serviles" en el condado de King.

"Es incompetencia o fraude", dijo el presidente del Partido Republicano en el estado Chris Vance. "Desde fuera no se puede apreciar la diferencia".

Avatar
Acerca del Autor