Seis Goles Que Llaman la Atención

La victoria 6-0 del América sobre Querétaro fue muy importante, así lo admitieron jugadores como Angel Reyna quien, sin embargo, señaló que no pueden perder piso y deben mantener las mismas ganas y línea de trabajo. En el otro lado, con molestia y desconcierto reflejados en su rostro, Ulises Zurita, presidente de Querétaro señaló que el Domingo lo Gallos Blancos no fueron la escuadra que se había visto a lo largo de la campaña por lo que el directive sostuvo que hablará con los jugadores para evitar volver a caer en distracciones ya que la permanencia en la Primera División aún no está asegurada. Los comentaristas apuntan a que el equipo de Carlos Reinoso dejó de hacer cosas que venía haciendo y en la semana van a tener que analizar y hablar con los jugadores sobre el partido; “Hay que tener la cabeza fría, replantear esto porque no podemos relajarnos ni creer que ya estamos salvados, tenemos que seguir con la misma mística y esta vez el equipo no mostró eso,” dijo Zurita.
El directivo de los Gallos mostraba su tristeza y dolor por el abultado marcador en contra que se llevaron del estadio Azteca aunque también fue claro al indicar que pronto deben darle vuelta a la página y reforzarse en el tema anímico, tema en el que Carlos (Reinoso) es especialista como ya es sabido. Los Americanistas también saben que no hay porque deslumbrarse de más; que se trabajó bien el partido, pero que Querétaro dejó de hacer cosas simples y ellos aprovecharon la oportunidad.
Más allá de los seis goles, en el Azteca se vio a un equipo conectado, con grandes actuaciones individuales que los hicieron ver bien en lo colectivo, aunque los Gallos Blancos no opusieron mucha resistencia. Es que todas las virtudes que el Querétaro dejó ver en los últimos meses del torneo extrañamente se esfumaron justo en el partido en el que el equipo pretendía sellar su virtual salvación del descenso, al mismo tiempo dando un golpe mediático ante un rival de gran fama. Los visitantes no dejaron ver ni siquiera un atisbo de orden defensivo, de sacrificio generalizado, de entrega o actitud en el campo de juego, ni siquiera mostraron una mínima dosis de amor propio.
Joaquín Beltrán y compañía tuvieron una tarde desastrosa y fueron expuestos penosamente por la velocidad y el atrevimiento de un rival motivado, letal y ahora sí ambicioso. El renovado ataque del equipo de Jesús Ramírez, en el que lucieron en todo su esplendor Luis Alonso Sandoval por la izquierda y Ángel Reyna por derecha, abrió las bandas de la defensa de unos Gallos lentos, torpes y sin reacción, incapaces de contener a sus adversarios que cada vez que se lo propusieron culminaron sus llegadas en ataque con remates peligrosos a gol.
Fue una buena tarde para los del América que tienen que seguir trabajando, seguir con una buena racha y continuar por ese camino; ya que para ellos viene ya la etapa más importante del torneo y un juego contra el Atlante donde sumar otros tres puntos es la meta. Para Reinoso la goleada queda en el recuerdo amargo de un cumpleaños que el nacido en Chile sin duda va a querer olvidar muy pronto.

Avatar
Acerca del Autor
Comentarios de temas relacionados con el fútbol en particular y el deporte en general para distintos medios de Chile y los Estados Unidos.