(S)elección Nacional

Escrito el 22 Mar 2015
Comment: Off
La Selección Mexicana de Futbol alista su itinerario de preparación rumbo a la Copa América Chile 2015, con fechas y partidos amistosos que les servirán para enfrentar en mejor forma la justa continental.
Pero entre los preparativos, ya existe un juego que ha hecho ruido entre los mexicanos por la coincidencia del evento frente a otro de índole político.
Se trata del choque que sostendrán México y Brasil el próximo 7 de junio, el cual todavía no tiene sede pero se espera que se dispute en suelo carioca. ¿Pero por qué tanto morbo? Ese día también será la jornada electoral donde los ciudadanos elegirán gobernadores, congresos locales y ayuntamientos en distintas entidades del país.
A través de un comunicado de prensa, la Federación Mexicana de Futbol dio a conocer que el Tricolor se medirá ante Perú y Brasil los días 3 y 7 de junio, respectivamente. En su primer encuentro, el equipo tricolor comandado por Miguel el Piojo Herrera se medirá ante el representativo de Perú en la ciudad de Lima, el miércoles 3 de junio a las 20:00 hrs. en el Estadio Nacional.
Posteriormente, la escuadra mexicana se trasladará a Brasil para enfrentar en un amistoso a la escuadra ‘verdeamarelha’, en sede por confirmar.
Ese partido, que podría celebrarse en la Arena Corinthians luego de que en dos años anteriores se enfrentaran un par de veces en Fortaleza, sin duda atraería las miradas del país entero por tratarse del pentacampeón del mundo y el reencuentro de dos rivales que durante el Mundial de Brasil 2014 se toparon para ofrecer un espectáculo gracias a las atajadas del portero Guillermo Ochoa.
Dada la coincidencia de fecha de ambos eventos, en redes sociales ha habido una serie de comentarios que ponen al futbol como principal distractor de la sociedad.
Cierto que la jornada de votaciones de ese domingo 7 de junio comenzará desde las 8:00 horas, pero el arranque del partido de futbol está pactado a las 15:00 horas tiempo de México y por ende sí se empataría durante dos horas con la propia jornada.
Ese domingo se disputarán en México 500 diputaciones federales, 641 curules locales, 993 alcaldías, 20 juntas municipales y 16 delegaciones del Distrito Federal.
El futbol y la política siempre han sido dos puntas que no pueden chocar. El antecedente más cercano ocurrió el domingo 6 de mayo de 2012 cuando Tigres visitó al Morelia dentro de los Cuartos de Final del torneo Clausura en la misma hora que se llevó a cabo el Debate Presidencial.
Ricardo Salinas Pliego, dueño de Televisión Azteca, defendió la transmisión del partido de futbol por encima del debate entre Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri, organizado por el entonces Instituto Federal Electoral.
“Si quieren debate, véanlo por Televisa, si no, vean el fútbol por Azteca. Yo les paso los ratings al día siguiente”, dijo Salinas en ese entonces. En tanto, el “Peje” pidió la atención por el tema político. “Aunque pongan un partido del Guadalajara contra el América para distraer, no dejen de ver el debate”.
Después de ese “choque” del futbol contra la política, los ratings de la televisión nacional estuvieron a favor del IFE. El debate entre los candidatos a la Presidencia obtuvo un rating nacional de 10.4 puntos, mientras que la transmisión del partido Morelia contra Tigres, por canal 13 de TV Azteca, alcanzó 9.0 puntos, de acuerdo con información de la agencia IBOPE.
Ahora con el caso del partido de México contra Brasil y las elecciones, aunque no se trata de dos transmisiones televisivas empalmadas, sí coincide el horario de ambos eventos que son de gran interés para la mayoría de los mexicanos.

Avatar
Acerca del Autor