Semana de clásicos, semana de paternidades

América mantuvo su dominio sobre Cruz Azul, Chivas sobre Atlas y Atlante sobre Pumas

CIUDAD DE MÉXICO .- Sin novedades. Nada nuevo sucedió en la décima jornada del Torneo Apertura 2008 de la Primera División, los tres duelos que acapararon la atención siguieron su cause natural: América derrotó sin problemas a Cruz Azul, Chivas volvió a vencer al Atlas y Atlante hizo lo propio con Pumas.

Con su victoria 2-0 sobre Cruz Azul en el Estadio Azteca, América llegó a 13 partidos seguidos de Liga y Liguilla sin perder, es la racha más larga, de cualquier lado, en un Clásico Joven. Simple y sencillamente los Cementeros se achican al estar frente a las Águilas en un terreno de juego.

Es ya muy lejano el 4 de mayo de 2003, cuando Cruz Azul fue al Estadio Azteca para ganar 3-1 con dos tantos de Francisco Palencia y uno de Juan Carlos Cacho, desde entonces los azules no pueden, y parece que el amistoso de julio pasado, en que La Máquina ganó 2-1 con tantos de Vigneri, fue un espejismo. Chivas logró su quinta victoria en fila sobre el Atlas. Guadalajara nunca había ligado cinco triunfos en partidos de torneo de Liga, su anterior mejor racha había sido de cuatro ganados y un empatado, entre 1953 a 1955.

Bien dicen que no importa la ubicación en la tabla ni el momento de los equipos en un Clásico. Decían los Zorros en la semana que los rojiblancos estaban medio muertos, pero les alcanzó para repetir lo hecho en Apertura 2006, Clausura 2007, Apertura 2007 y Clausura 2008. En estas cinco victorias las Chivas tienen 11 goles anotados por dos recibidos.

Atlante se impuso 2-0 a los Pumas con goles de Giancarlo Maldonado y Luis Gabriel Rey, llegó a 10 partidos seguidos sin perder ante Pumas, cuya última victoria sobre los Potros fue como visitante, 1-0 en el Apertura 2004.

La racha inició en el Clausura 2005, cuando los Potros ganaron 1-0 en el Estadio Olímpico Universitario, además, la efectividad azulgrana es impresionante, ocho victorias por dos igualadas, aunque en el balance general los auriazules siguen con ventaja al sumar 37 victorias por 31 descalabros y 25 empates.

Entre las mayores rachas de un equipo sin poder derrotar al otro en el futbol mexicano encontramos que los Pumas tuvieron 12 partidos seguidos sin ganarle a Cruz Azul, entre 1977 y 1981, la cual fue quebrada por los felinos en la Final de la campaña 1980-81 y les sirvió para coronarse.

América también sufrió con Necaxa de 1988 a 1993. Fueron 10 partidos en los que las Águilas no pudieron son sus hermanos rojiblancos, hasta que en la segunda vuelta de la 1992-93 consiguieron el triunfo con marcador de 1-0.

Y entre estas paternidades hay una muy añeja de América sobre Pumas, cuando éstos ascendieron al máximo circuito no pudieron vencer a los americanistas en sus primeras nueve confrontaciones, ahora las Águilas tienen cuatro sin caer ante los felinos y el próximo domingo se encontrarán en Ciudad Universitaria.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*