Semana Nacional de la Herencia Hispana



Fue en 1968 cuando el Presidente Lyndon B. Johnson declaró una semana en septiembre como la Semana Nacional de la Herencia Hispana. Después, en 1988 la celebración se extendió a un mes entero, del 15 de septiembre al 15 de octubre, con el fin de reconocer y honrar las aportaciones a este país por los hispanos y sus descendientes, celebrando durante 30 días en todo Estados Unidos la cultura y las tradiciones de origen hispanoamericano.
Se eligió el 15 de septiembre para iniciar la celebración porque es la fecha en la que Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua celebran su independencia, además de México, que es el 16  y Chile el 18 del mismo mes.
El Mes de la Herencia Hispana es una oportunidad para dirigir la atención nacional a las contribuciones de la comunidad hispanoamericana a la sociedad estadounidense.
En nuestra portada presentamos algunos personajes, hombres y mujeres que han sobresalido, en diferentes campos, como activistas y luchadores sociales como César Chávez y  Dolores Huerta; lo mismo que educadores como Jaime Escalante o Sonia Sotomayor en la Suprema Corte de la Nación; Pioneros en el cine como Ricardo Montalbán, Rita Moreno, Edward James Olmos o como el primer beisbolista hispano en las grandes ligas, Roberto Clemente…
Y como ellos, muchos otros hispanoamericanos que han sobresalido y merecen aparecer en muchas portadas, pero más que todo merecen nuestro reconocimiento, porque nos han abierto las puertas y han sabido poner en alto a nuestros países de origen y a nuestra gente en la música, en el arte, en el deporte, en la ciencia… en todos los campos, para que nuestros hijos tengan ejemplos y modelos a seguir para su superación personal y para hacer que este país sea mejor para todos.
Con todo, no deja notarse la ironía, sobre todo de los gobernantes, que al mismo tiempo que se unen a la celebración de las contribuciones de los hispanoamericanos a este país, mantengan en un limbo, casi purgatorio, a millones que esperan legalizar su estancia aquí. Millones que contribuyen al progreso del país y más podrían contribuir, como hoy lo hacen millones de ciudadanos americanos que en un tiempo también fueron “ilegales”.
Y mientras los legisladores ponen trabas y entorpecen la reforma migratoria, con el objeto de alguna ganancia política partidista, las deportaciones continúan, siendo esta administración la que más paisanos de Latinoamérica ha deportado.
Ahora que celebramos los triunfos y las aportaciones a este país de personas de nuestra raza y de nuestros países de origen, no debemos olvidar los que vivimos en el Suroeste, que por una firma en un tratado, miles de paisanos perdieron su país que querían y cambiaron a un país que no los supo respetar y tardó en aceptarlos y que ellos fueron los iniciadores de la Herencia Hispana en esta parte del país. Por todo eso, no debemos conformarnos con celebrar lo logrado y los triunfos individuales, démonos cuenta qué más que bateadores potentes, más que actores y cantantes de renombre, necesitamos mejor representación en las altas esferas del gobierno.
Es tiempo de hacer valer nuestro voto y escoger bien a los políticos que nos representan y no regalar un solo voto a aquellos que van contra la raza.
Celebremos el mes de La Herencia Hispana recordando que hemos dado mucho a este país: nuestro sudor en los trabajos más pesado y nuestra sangre y sacrificio en todos los conflictos armados, por eso y más, merecemos respeto y mejor trato.

Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 20th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301

Edición Impresa