Servicios médicos para niños indocumentados

Los Diputados Demócratas defienden servicios médicos para niños indocumentados.

OLYMPIA , WA – La noche del jueves los dipOlympia – La noche del jueves los diputados demócratas obtuvieron una importante victoria para las familias hispanas del estado, al conseguir pasar la propuesta de ley 1441 que tiene como objetivo proveer servicios médicos a todos los niños de Washington para el año 2010. La propuesta incluye servicios para niños indocumentados de familias de escasos recursos. “Ya era necesario corregir el camino,” dijo la Diputada Phyllis Gutiérrez Kenney (Demócrata de Seattle). “Los niños de Washington son nuestra responsabilidad, independientemente de si están aquí con documentos o sin ellos. Todos los niños son parte de la gran familia que es Washington.”

Pasadas las diez de la noche del jueves 21 de abril, en la sala legislativa de la Cámara de Diputados se desarrollaba una agitada discusión sobre votar a favor o en contra de darles servicios médicos a menores indocumentados.

“Nuestra meta principal es mejorar la educación de todos nuestros niños. Pero no podemos esperar que un chico que está enfermo pueda alcanzar todo su potencial en la escuela,” dijo la Diputada Judy Clibborn (Demócrata de Mercer Island), patrocinadora de la propuesta. “No podemos esperar que un niño desnutrido y con problemas dentales logre el éxito en el salón de clases.” Entre abril del 2003 y septiembre del 2004, más de 50,000 niños en Washington perdieron su elegibilidad a servicios médicos públicos debido a reestructuraciones en el presupuesto de aquel bienio.

En la sala legislativa hubo comentarios de algunos diputados que no vacilaron en expresar su sentir. El Diputado Doug Ericksen, Republicano de Ferndale, dijo enfáticamente que no es correcto proporcionar servicios médicos a inmigrantes ilegales. Que en lugar de poner a esa gente como prioridad, lo que se tendría que hacer es proporcionar servicios médicos a los veteranos de guerra que han luchado por el país y que no tienen acceso a servicios.

Repitió que en lugar de dar servicio a los ilegales, habría que enfocarse en la gente que está en este país de manera legal.

La Diputada Sharon Tomiko Santos (Demócrata de Seattle) de inmediato tomó la palabra para dirigirse a sus colegas: “Quiero recordarle a este cuerpo legislativo que muchísimos inmigrantes han luchado en nuestras fuerzas armadas, defendiendo a nuestro país, sin el privilegio de ser ciudadanos. Además estamos hablando de los hijos de familias que trabajan en nuestro estado, contribuyen a nuestra economía y pagan impuestos.”

La discusión llegó a su punto culminante cuando el Diputado John Ahern, Republicano de Spokane, se puso de pie y dijo que él tenía la solución al problema. Sugirió que lo que se debía hacer era darles servicio médico a todos los niños ilegales y luego enviarle la cuenta al gobierno del país de donde provienen para cobrar los costos.

La propuesta finalmente se sometió a votación y consiguió pasar con 66 votos a favor y 33 en contra. Debido al alcance de la propuesta y a los beneficios que traerá a muchos niños en Washington, merecía obtener el voto afirmativo de la Cámara.

Concientes de esto, todos los diputados Demócratas y algunos Republicanos dieron su voto de aprobación.

Resulta paradójico que entre los que votaron en contra se encuentran varios Republicanos que representan zonas altamente pobladas por comunidades latinas, por ejemplo: los Diputados Ahern (R-Spokane), Armstrong (R- Wenatchee), Chandler (R-Granger), Clements (R-Selah), Condotta (R-Wenatchee), Ericksen (R-Ferndale), Newhouse (R-Sunnyside) y Skinner (R-Yakima) entre otros.

Tras su victoria en la Cámara de Diputados, la propuesta se dirige ahora al Senado, donde se someterá a mayor consideración.

Avatar
Acerca del Autor