Sindicato busca trabajadores temporales

Escrito el 08 May 2008
Comment: Off
Redadas agravaron escasez de campesinos


LOS ANGELES - La Unión de Campesinos (UFW, en inglés), el sindicato fundado por César Chávez y Dolores Huerta, ha puesto en marcha un plan para facilitar la contratación de trabajadores temporales mexicanos para las tareas agrícolas.

Según su presidente, Arturo Rodríguez, la organización firmó recientemente un acuerdo con el gobernador de Michoacán para ayudar a reclutar trabajadores mexicanos de ese estado que apliquen a trabajos temporales en cultivos en Estados Unidos.

"Hemos firmado un acuerdo con el gobernador del estado mexicano de Michoacán, para facilitar el proceso de contratación legal de estos trabajadores y garantizar sus derechos", explicó Rodríguez.

El sindicato negociará los contratos con los cultivadores para garantizar que se respeten los derechos de los trabajadores y serán los patronos quienes tramiten las solicitudes para visas de trabajo temporal H2A.

"El proceso de contratación mediante la visa de trabajo H2A es específicamente diseñado para atender necesidades temporales en la producción agrícola, tales como temporadas de cosechas, plantación y proceso del producto", dijo Joaquín Calderón, asesor de proyectos del Centro de Trabajo de la Universidad de California en Los Ángeles, UCLA.

El empleador debe estar directamente relacionado con la actividad agrícola y tiene que demostrar una escasez doméstica de trabajadores capacitados para desempeñar la labor, señaló Calderón, quien agregó que el contrato no puede exceder el período de un año.

El Departamento del Trabajo explica en un instructivo, que los empleadores que anticipen una escasez de mano de obra deben procesar su solicitud 45 días hábiles antes del inicio del trabajo. La UFW decidió intervenir en el asunto, al constatar el abuso que sufren muchos trabajadores agrarios, a quienes reclutadores mexicanos les cobran hasta $5 mil por vincularlos a contratos de corto tiempo bajo la actual legislación, aseguró Erik Nicholson, director de UFW Internacional. Según los representantes del sindicato, las redadas de inmigración y las multas a los empleadores que contraten indocumentados han llevado a una escasez de trabajadores en los estados del país con mayor actividad agrícola.

"La reglamentación exige que los cultivadores que piensan contratar personal extranjero, demuestren un esfuerzo serio de reclutamiento dentro el país, en las zonas donde se espera que existan estos trabajadores", indicó Calderón.

Para tal fin, los cultivadores deberán desarrollar campañas de anuncios en medios de comunicación y los requisitos que se exijan deberán ser los estrictamente necesarios para el desempeño de la labor, similares a los que exigen otros cultivadores que no contratan personal foráneo, señaló el asesor.

Acerca del Autor