Son 50.4 Millones Latinos en Los E.U.

Consolidado como la raza No. 1 de la Nación

Escrito el 31 Mar 2011
Comment: Off
WASHINGTON - Las cifras del Censo sobre el crecimiento poblacional de los hispanos siguen confirmando la importancia de este sector en la fibra de este país y en el mapa electoral.
Los hispanos representaron más del 50% del crecimiento poblacional de Estados Unidos en la pasada década y nuevamente se confirma su presencia a través del país y no sólo en los estados tradicionales. Ya somos más de 50 millones o el 16% de la población de Estados Unidos. La población hispana de Florida, por ejemplo, aumentó en casi 60% entre los años 2000 y 2010, de 2.7 millones a 4.2 millones, representando 22% de la población del estado del Sol. En Arizona, hubo un aumento de 46% en una década, y los latinos ahora representan 30% de la población del estado.
En California, la población hispana creció en 28% en una década representando 38% de la población del estado.
Aunque se argumenta que no todo el crecimiento poblacional se traduce necesariamente en poder político, hay algunos aspectos que destacar.
Por ejemplo, las cifras del Censo confirman que California retuvo sus 53 escaños en el Congreso gracias al significativo crecimiento de la población latina. Arizona sumó un escaño como resultado del alza en la población hispana mientras que Florida ganó dos puestos en el Congreso.
Igualmente, los latinos representan más de la mitad, 51%, de la población californiana menor de 18 años de edad; 43% de la población de Arizona menor de 18 años de edad; y 26% de la población de Florida de menos de 18 años de edad. Mientras siguen revelándose más datos del Censo, queda claro que aún en los estados como Arizona, que han encabezado movimientos antiinmigrantes, los hispanos son pieza central en su estructura y futuro político. Por ejemplo, esos hispanos menores de 18 años de edad serán en su mayor parte futuros votantes cuyas decisiones políticas estarán marcadas en gran medida por el trato que al presente estén recibiendo sus familiares, amigos o conocidos que carecen de voz y voto.
De otra parte, la presencia hispana en estos estados y su alza poblacional jugarán un papel en la redistribución de distritos electorales que resultará de las nuevas cifras del Censo.
Estas nuevas cifras deben además sonar una alerta para los políticos de ambos partidos, cuando de atender los intereses de esta comunidad se trata, particularmente los republicanos, propensos a utilizar a los inmigrantes como chivos expiatorios y a explotar el tema sin importar si en el proceso afectan a indocumentados, residentes legales y ciudadanos por igual. O sin pensar en las consecuencias políticas a corto y a largo plazo.
En las pasadas semanas el tema migratorio ha estado al centro de audiencias del panel cameral de Inmigración que han tenido el objetivo central de discutirlo desde una óptica negativa y sin ofrecer soluciones reales. Los intentos republicanos de avanzar en otros estados copias de la antiinmigrante SB1070 de Arizona hacen noticia a diario así como la retórica de odio que emana de algunos sectores republicanos. El caso más reciente fue el senador republicano de Kansas, Virgil Peck, quien dijo que una solución a la inmigración indocumentada sería cazarlos como cerdos salvajes.
Bob Moore, un encuestador republicano, dijo a la publicación The Hill que si la elección general de 2012 es sobre economía, “hay una apertura para que un candidato republicano apele a los votantes latinos…
Pero si (la elección) es sobre inmigración, se tornará problemático para el nominado republicano”. Los demócratas, por su parte, no deben pensar que sólo con señalar a los republicanos como los “malos” de la película ya es suficiente. Que de esa forma resuelven sus promesas incumplidas en el frente migratorio.
En los comicios del 2008, el voto latino fue crucial para el triunfo de Barack Obama en estados clave como Colorado, Nevada, Florida y Nuevo México. En el 2010 ayudó a los demócratas a mantener el control del Senado; y el año que viene seguirá siendo un factor de peso en el control del Senado y la Casa Blanca.
El Censo demuestra que el peso de los hispanos es palpable y cuantificable, algo que ambos partidos políticos no deben ignorar según nos adentramos en un nuevo ciclo electoral de cara a las elecciones presidenciales del 2012.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva
y analista de America’s Voice
Maribel Hastings
America’s Voice

Avatar
Acerca del Autor