Steve Young será elevado al Salón de la Fama de la NFL

Por primera vez en su vida, Steve Young no tiene que esperar que le lleguen tiempos mejores.

La mayoría de los hitos de su vida los logró siendo perseverante y con mucha paciencia. No muchos jugadores de fútbol estadounidense tuvieron tantos tropiezos como los que sufrió el ex quarterback de los 49ers de San Francisco. Pero el camino poco convencional que tomó lo llevó a tener una carrera brillante, y al Salón de la Fama, en el que será instalado en Canton, Ohio, este fin de semana con Dan Marino, Fritz Pollard y Benny Friedman.

"No me arrepiento de nada de lo que hice en el deporte", Young dijo. "Todo me dio experiencias y recuerdos que me acompañarán para siempre. Tuvimos mucho éxito en San Francisco, pero la pasamos bien en todos lados. Siempre me divertí". Comenzó su carrera universitaria como jugador de relleno en Brigham Young. Antes de llegar a San Francisco jugó en USFL y Tampa Bay.Y ya con los 49ers fue durante cuatro años suplente de Joe Montana.

Logró la titularidad con los 49ers a punto de cumplir 30 años y pronto demostró dotes de atleta, inteligencia y aplomo, así como condiciones para avanzar con el balón jamás vistas en un quarterback.

Cuatro años más tarde,en 1995, hizo seis pases de touchdown y fue el Jugador Más Valioso del Super Bowl.

En sus 15 años en el deporte, fue dos veces el Jugador Más Valioso de la liga y seis veces terminó al tope de las estadísticas de pases.

Tiene una esposa, dos hijos, una carrera en la televisión, una vida acomodada en Palo Alto y la adoración sin límites de fanáticos de la costa oeste, que lo recuerdan como un astro carismático que hizo las cosas como hay que hacerlas.

Las estadísticas de su carrera son más impresionantes si se toma en cuenta lo tarde que empezó a jugar en la NFL: sumó 33.124 yardas con sus pases e hizo 232 pases de touchdown. Al retirarse, era el quarterback mejor ranqueado de la historia de la liga.

Luego de tener una carrera brillante en BYU, firmó un contrato por 42 millones de dólares y pasó dos temporadas con el Los Angeles Express de la USFL.

Avatar
Acerca del Autor