Suman 12 los Mineros Rescatados en Chile

Escrito el 18 Oct 2010
Comment: Off
- Edisón Peña se convirtió en el duodécimo minero rescatado de la mina en Chile. Antes de él, fue Jorge Gallegillos quien había salido a la superficia a tan sólo 40 minutos después del rescate de Alex Vega. En total ya suman 12 los mineros rescatados hasta ahora, en una operación cuyo promedio en cada rescate es de hasta menos de un hora. Por ello, no será sino hasta el jueves en la mañana cuando se termine esta labor para volver a la luz a los 33 hombres atrapados en un yacimiento desde hace más de dos meses.
Antes de Vega, cerca de las siete de esta mañana, fue rescatado Mario Gómez, de 63 años y quien es el más viejo de todos los atrapados. Los mineros que han salidol agradecían a los rescatistas el hecho de haberlos traído virtualmente de nuevo a la vida mediante esfuerzos, hasta ahora exitosos, que elevaron al orgullo nacional chileno a un nuevo techo.
Con pocas esperanzas de sobrevivencia, los 33 hombres lucharon primero durante 17 días, desde que quedaron sepultados por toneladas de roca el 5 de agosto, hasta que mediante un breve mensaje escrito hecho llegar a la superficie a través de una sonda se confirmó que todos estaban bien. La épica minera comenzó a llegar a su fin en los primeros minutos de este miércoles, cuando el primer hombre, Florencio Avalos, de 31 años, salió de una jaula de acero izada por un cable a lo largo de un extenso túnel y con 70 centímetros de diámetro, en un ducto que demoró más de un mes en construirse.
Detrás de Avalos, siguieron seis mineros más. Uno de lás reciente de ellos fue José Ojeda, un viudo de 47 años que se hizo conocido porque fue quien escribió en letras grandes rojas sobre un pedazo de papel aquel mensaje que pasmaría a muchos el 22 de agosto.
El texto decía: "Estamos bien en el refugio los 33". El mensaje indicaba que no sólo habían sobrevivido al derrumbe dentro de la mina, sino que lograron, racionando comida, mantenerse vivos por más de dos semanas mientras en la superficie se intentaba dar con ellos por medio de pequeños tubos para intentar localizarlos.
Tras conocerse que el grupo estaba atrapado en un refugio o salón de comidas a 700 metros de profundidad, se emprendieron varios planes de rescate usando tres perforadoras con distintos rumbos, desde el refugio hasta un taller, a menor profundidad, en los 622 metros, y al que los trabajadores tienen acceso por medio de un pasillo, e incluso una de las perforadoras trataba de llegar a ese mismo pasillo.
"Creo que tuve una suerte extraordinaria... estuve con Dios y con el Diablo...y me agarré a Dios", dijo Mario Sepúlveda, de 40 años, y quien tras ser izado del socavón y ser sometido a rápidos análisis médicos hizo una breve declaración transmitida por la televisora nacional.

Avatar
Acerca del Autor