Tenga mucho cuidado con la carga pública

WASHINGTON DC - Los extranjeros que viven en Estados Unidos no pueden transformarse en "carga pública". La ley de inmigración vigente señala que ellos deben generar ingresos suficientes para cubrir sus necesidades, tales como vivienda, salud, vestuario y alimentación. En caso contrario, algunos podrían incluso ser deportados. Si por alguna razón un extranjero se ve obligado a pedir ayuda al gobierno, cuando tramite la residencia permanente (Tarjeta Verde o Green Card) el servicio de inmigración puede decirle que no tiene derecho.

El departamento de Justicia señala que ha existido confusión por parte del público para entender el significado de carga pública,y explica que las dudas son en cuanto a "la relación con el uso de las prestaciones públicas federales, estatales o locales por parte de un extranjero".

Para despejar dudas, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) publicó una guía que detalla los tipos de prestaciones que serán y no serán consideradas en las determinaciones de carga pública durante un trámite, por ejemplo, de residencia.

El manual revela que el recibo de beneficios públicos puede o no afectar a los extranjeros según las disposiciones de "carga pública" que figuran en las leyes de inmigración. Sin embargo, la agencia advierte que, al emitir la residencia "puede considerar" si el extranjero recibe los siguientes beneficios:

Asistencia social monetaria tal como el Supplemental Security Income (Ingreso de Seguridad Suplementario), TANF (Asistencia Temporal Monetaria para las Familias Necesitadas) o cualquier tipo de asistencia general por parte de los gobiernos estatales.

Algunas atenciones de largo plazo tal como la residencia en un hogar de ancianos o institución de salud mental por cuenta del gobierno.

Avatar
Acerca del Autor