Timbiriche: 25 años de historia

Escrito el 14 Jun 2007
Comment: Off
Surgió como muchos otros grupos juveniles: para satisfacer las demandas musicales de los más pequeños. A pesar de ello, el ‘pop’ de Timbiriche creó escuela y sirvió como germen de diversas, y en algunos casos interesantes, trayectorias profesionales. Grandes triunfos comerciales como el de Paulina Rubio, Thalía o Eduardo Capetillo han convivido con proyectos de calado más hondo e íntimo como el de Sasha Sokol o Erik Rubín. Veinticinco años de historia bien valen un regreso. El grupo mexicano Timbiriche, que revolucionó el pop mexicano a comienzos de los años ochenta, acaba de reunirse en México en una serie de conciertos multitudinarios con los que celebra los veinticinco años de su creación.

Temas como "Corro, vuelo y me acelero", "Mírame" y "La vida es mejor cantando" se quedaron en la memoria colectiva de una generación de mexicanos que encontraron en esta agrupación a un fiel representante de una época en la que había poco que escoger en el país en cuanto a música en español.

LOS NIÑOS

CONQUISTAN LA FAMA

Fue en 1982 cuando un grupo de jóvenes artistas, apadrinados por Miguel Bosé, irrumpió en las listas de éxitos. Esos niños llenaron un hueco en la escena musical mexicana, donde por aquellos años se había encaramado el grupo español Parchís.

Timbiriche se basaba en el talento de seis niños alrededor de unos 12 años, hasta entonces poco conocidos en el mundo de la música: Paulina Rubio, Sasha Sokol, Benny Ibarra, Diego Shoening, Mariana Garza y Alix Bauer. Uno más, Erick Rubín, se integraría un año después a la formación caracterizada por el desenfado y la naturalidad de sus integrantes, que de forma fulgurante conquistaron al público infantil y juvenil de México y más tarde de varios países Latinoamericanos. Aquellos adolescentes también se convirtieron en un modelo a seguir por los chicos de su edad, quienes querían vestir y peinarse como sus ídolos.

Su primera producción discográfica, "Timbiriche", fue un cañonazo con temas como "El gato rockanrolero", "Hoy tengo que decirte papá" y un popurrí de Francisco Gavilondo Soler "Cri-Crí", que eran cantadas por todos los niños de México. En 1984 la banda protagonizó el musical teatral "Vaselina", versión en español del éxito "Grease", que ha sido, hasta el momento, una de las puestas más exitosas de aquel montaje sesentero.

Avatar
Acerca del Autor