Trejo pierde su trabajo

por goleada del equipo al que abandonó.

MEXICIO - El técnico mexicano José Luis Trejo ganó el torneo Clausura 2006 del fútbol mexicano con el Pachuca, al que renunció para irse a dirigir al Tigres y ahora pierde su empleo a manos del equipo al que dejó vestido y alborotado.

Su salida del Pachuca provocó un breve debate sobre la lealtad y el robo de talento en el fútbol de México pero la historia terminó cuando Trejo visitó a su antiguo equipo y salió del estadio con una goleada de 5-0 que desencadenó su despido.

Más que una revancha deportiva hacia su ex técnico o el morbo de ver si perdía o ganaba ante el Pachuca, la derrota desnudó la crisis del Tigres, que tiene ocho fechas sin ganar y dos goleadas en quince días, el 7-0 ante el Toluca fue la primera.

Muchos pregonaron que Trejo se fue al Tigres tentado por un gran contrato económico y ven algo de justicia poética en los cinco goles que le hizo el Pachuca para enviarlo a engrosar la lista de técnicos que han perdido su trabajo en el Apertura '06.

Trejo es uno de los grandes técnicos mexicanos de la actualidad. Educado futbolísticamente en Alemania, llevó al Cruz Azul a la final de la Copa Libertadores 2001, le dio grandeza al Jaguares de Chiapas y un título al Pachuca, hasta que se fue a Tigres, que tiene fama de hacer onerosas contrataciones sin que éstas se reflejen en los éxitos deportivos.

Con Trejo ya son siete los técnicos que han perdido su trabajo en el Apertura'06 en un desfile que incluye al mexicano Víctor Manuel Vucetich (Veracruz), Hugo Hernández (Morelia), Carlos Reynoso (Tecos), Wilson Graneolati (Santos Laguna), José Luis López Zarza (Necaxa) y Pablo Luna (Necaxa).

El caso del Necaxa es especial porque el club cesó a López Zarza y puso en el banquillo a Pablo Luna para dirigir un partido antes de que Hugo Sánchez, el antiguo goleador del Real Madrid español, tomara las riendas del equipo con sede en Aguascalientes, norte de México.

Mario Carrillo, campeón con América en el 2005, tomará la dirección técnica del Tigres para tratar de enderezar la situación de un club que ha recibido 22 goles y anotado cinco veces en una larga racha de ocho partidos sin ganar.

El Cruz Azul atraviesa por una situación parecida a la del Tigres porque acumula siete partidos sin saber lo que una victoria, un registro en el que ni el técnico ni los jugadores han sabido hallar una salida.

Los azules tuvieron un arranque perfecto de torneo con cuatro triunfos y con doce puntos en las alforjas, entraron a una espiral negativa de cinco derrotas y dos empates, una situación que los ha puesto en una situación complicada a pocas semanas de terminar la competición.

Al torneo le faltan seis fechas para definir la ronda por el título, y hoy sólo están en la zona de calificación el Toluca, Chiapas, Atlas, América, Pumas UNAM, Monterrey, San Luis, Atlante y Veracruz.

Avatar
Acerca del Autor