Trump Ordena Fin de “DACA”



Foto por Agencias
Afuera de la Casa Blanca,  decenas de “DREAMers” y activistas de la comunidad inmigrante realizaron una protesta para denunciar la decisión de Trump y anunciar nuevas medidas de presión en las calles y ante el Congreso.

WASHINGTON, DC - Aunque insistió en que no quiere “castigar” a jóvenes indocumentados, el presidente Donald Trump ordenó este martes el fin escalonado de “DACA”  para el 5 de marzo de 2018, pero fue el secretario de Justicia, Jeff Sessions, el encargado del anuncio oficial, tirando al Congreso una bomba de relojería para que apruebe una solución permanente para cerca de 800,000 jóvenes indocumentados.
Durante una rueda de prensa en la que no tomó preguntas, Sessions expuso los argumentos legales por los que la Administración Trump están anulando el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, que ha protegido de la deportación a jóvenes que entraron ilegalmente a EEUU cuando eran niños.
“Es mi obligación asegurar el cumplimiento de las leyes de EEUU y del orden constitucional”, dijo Sessions, quien calificó “DACA” como una “amnistía” ilegal y un “exceso” del poder ejecutivo por parte de la Administración Obama.
Según Sessions, lo más probable es que las cortes lo iban a declarar inconstitucional, por lo que lo “compasivo” es poner fin al programa de forma escalonada.
Sessions repitió el guión de grupos anti-inmigrantes en el sentido de que los inmigrantes indocumentados perjudican a la economía y roban empleos a “centenares de miles de estadounidenses”, pese a que numerosos estudios han demostrado lo contrario.
Como senador republicano de Alabama, Sessions nunca simpatizó con los “DREAMers” y ahora, como fiscal general, reiteró su consabida queja de que “DACA” viola las leyes de EEUU, al igual que otro programa similar anunciado en noviembre de 2014, para adultos con hijos ciudadanos o residentes legales, conocido por su sigla en inglés “DAPA”.
Tanto “DAPA”, que hubiese protegido a hasta cinco millones de adultos indocumentados,  como la expansión de “DACA”,  fueron impugnados por una veintena de estados liderados por Texas, y el Tribunal Supremo devolvió el asunto a una corte de menor instancia. La Administración Trump anuló esos alivios migratorios en junio pasado.
En esta ocasión, el fin de “DACA” responde a la amenaza que hicieron en junio pasado los fiscales generales de Texas y otros 9 estados de entablar una demanda para impugnar “DACA” en un  tribunal en Brownsville (Texas),  si la Administración no lo cancelaba para esta fecha.
En una carta enviada ayer a la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, Sessions afirmó que “DACA” fue implementado sin fecha límite y sin “autoridad” legal,  aún cuando el Congreso ya había rechazado una legislación con el mismo objetivo y, además, contiene los mismos “defectos legales y constitucionales”  del “DAPA”. Trump dice que no quiere “castigar a los niños”
Durante la contienda, Trump prometió la deportación masiva de los inmigrantes indocumentados y la erradicación de “DACA”, pero posteriormente moderó su postura, calificó a los “DREAMers” como unos jóvenes “estupendos”, y prometió que actuaría con “gran corazón” hacia ellos.
Evitando las cámaras, Trump dijo en un comunicado que “no favorece castigar a los niños, la mayoría de los cuales ahora son adultos, por las acciones de sus padres” pero EEUU “es una nación de leyes” y su antecesor, Barack Obama, actuó “unilateralmente”, obviando al Congreso para otorgar una “amnistía ejecutiva”. Trump se hizo eco de la acusación de Sessions de que “DACA” alentó una “crisis humanitaria” en la frontera sur en 2014 con la llegada de miles de niños no acompañados de Centroamérica.  Según el mandatario, algunos de esos menores se han sumado a pandillas violentas como la “MS-13”. Trump volvió a repetir su promesa de que resolverá “el asunto de DACA con corazón y compasión pero a través de un proceso legal democrático”.
“Antes de preguntar qué es justo para inmigrantes ilegales, debemos también preguntar qué es justo para las familias estadounidenses, estudiantes, contribuyentes, y solicitantes de empleo”, enfatizó Trump. De esta forma, Trump intenta apaciguar a los grupos anti-inmigrantes de su base, y deja la pelota en el tejado del Congreso, ahora bajo control republicano y que siempre ha torpedeado la aprobación de una medida permanente para los “DREAMers”.

Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 20th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301

Edición Impresa