Tu Piel También se Enferma

La contaminación, el polvo y los climas extremos pueden causar lesiones profundas en tu cutis, si no las atiendes a tiempo

Escrito el 06 Aug 2009
Comment: Off
Los padecimientos de la piel como el acné y las manchas causadas por el sol son algunas de las mayores preocupaciones de las personas que acuden al dermatólogo.

A pesar de que sus consecuencias no son severas si se tratan a tiempo, debes seguir ciertos consejos para evitar lesiones más profundas.

Las enfermedades de la piel

La piel es el órgano más grande de tu cuerpo y a pesar de contar con una capa de agua y grasa que sirve para protegerte, puede dañarse debido a los agentes externos del medio ambiente, las infecciones e incluso el estrés. La mayoría de estas enfermedades no son graves, pero en México representan una de las consultas más frecuentes de la población en general. La gente se empieza a preocupar más por su salud y lo que antes podía ser sinónimo de vanidad, por el excesivo cuidado del rostro, hoy es una necesidad para mantener sana la piel. Existen diversas enfermedades y son tres las que se padecen más frecuentemente:

Acné

Siendo uno de los padecimientos más comunes que afectan a la piel, el acné lo sufren principalmente a los adolescentes, sin embargo, puede aparecer en personas de cualquier edad. Se caracteriza por la inflamación de las glándulas pilosebáceas de la piel, que durante la pubertad aumentan de tamaño e incrementan de manera progresiva la producción de grasa debido al flujo hormonal. En algunos casos el incremento es tan excesivo que obstruye las células y causa espinillas que afectan severamente la piel.

Los factores que generan esta enfermedad son:

* El estrés.

* El uso de ciertos medicamentos con estrógenos.

* La contaminación.

* Una alimentación mal balanceada.

* El uso de cosméticos que tapan los poros. Para contrarrestar los efectos del acné, debes llevar a cabo un ritual de limpieza profunda que retire todas las impurezas de tu rostro y permita la libre respiración de tus poros.

El acné no sólo afecta a tu piel por fuera, sus lesiones pueden causar un impacto negativo en tu autoestima, sin importar el grado de severidad.

Actualmente existen numerosos tratamientos para su manejo adecuado, algunos contienen sustancias capaces de desaparecer el grano progresivamente hasta secarlo y otros actúan por dentro para cerrar el poro y eliminar la grasa. En ambos casos el ideal es aquél que no sólo trata el problema de raíz, sino el que evita terribles secuelas como las cicatrices.

Paño

También conocido como melasma, el paño consiste en manchas oscuras en la cara, causadas por la sobreexposición al sol. Lo padecen más las mujeres y se asocia a cuestiones hormonales como el embarazo, el uso de anticonceptivos orales y la terapia de reemplazo hormonal en la menopausia.

El paño no es una enfermedad, pero sí un problema cosmético. Para prevenirlo aplícate un flitro solar diariamente, que contenga factor de protección solar alto y come balanceadamente.

Daños causados por el sol

Por muchos años se creyó que la exposición solar no causaba efectos negativos en la piel, sin embargo hoy se sabe que el sol no solamente produce envejecimiento prematuro o manchas, también es el factor más importante en el desarrollo del cáncer de piel.

Para evitarlo y proteger tu salud:

* Utiliza un protector solar mayor al 30 aunque no te expongas al sol.

* Nunca uses cremas con fecha de caducidad vencida.

* Olvídate de los productos con alcohol y los perfumes antes de asolearte.

* Después de broncearte, lávate con un jabón suave e hidrata tu piel.

* Consume frutas con vitamina C.

* Toma al menos dos litros diarios de agua natural.

Avatar
Acerca del Autor