Turistas en Cancún, varados tras Wilma

CANCUN, México - El huracán Wilma se ha ido, pero sus víctimas en la costa caribeña de México están cansadas,hartas y listas para regresar a sus hogares, luego de pasar buena parte de la semana en malolientes refugios, muchas veces con pocos alimentos y agua.

El presidente Vicente Fox admitió que el sacar a los turistas de la zona, y tenerlos de regreso a tiempo para el inicio de la temporada vacacional de diciembre, fue una de la prioridades de su gobierno, dado que Cancún es una de sus principales fuentes de ingresos.

En medio de todo ello, la desesperación llena las calles del inundado, y saqueado Cancún. Un toque de queda fue declarado la noche del lunes y las patrullas de la policía recorren las calles, ordenándole a la gente que regrese a sus casas.

Hasta ahora solamente han muerto seis personas en México, dijo Fox. Las víctimas mortales se suman a las 13 que fallecieron a consecuencia del paso de Wilma por Jamaica y Haití. Al menos seis más han perdido la vida en Florida,lo cual eleva el total de muertos a 25.

En Belice, al sur de México, la policía informó que encontró con vida a tres buzos, y el cadáver de un cuarto, luego de que desaparecieron durante el fin de semana. Se desconoce si ello fue causado por la tormenta o algún fallo mecánico de su embarcación.

El lunes, varios autobuses empezaron a sacar de Cancún a cientos de turistas con destino a Mérida, capital del estado de Yucatán, 280 kilómetros al oeste, donde podrían abordar vuelos con destino a sus países.

Unos 1.200 norteamericanos, y un camión lleno de británicos, fueron de los primeros en ser desalojados. Las autoridades dijeron que esperan abrir el aeropuerto de Cancún para el martes. Sin embargo, unos 30.000 turistas permanecen detenidos en ese destino turístico costero.

Acerca del Autor