Un ‘Hijo Secreto’

Las reclamaciones de una ex bailarina portuguesa para que Julio Iglesias reconozca como hijo suyo al niño que tuvo hace 29 años han vuelto años a surgir en España.

Pero esta vez ha sido el propio Javier Sánchez Santos quien ha interpuesto ante un juzgado de Marbella una demanda de reclamación de paternidad contra Julio Iglesias, de quien dice es su padre, según le ha confirmado su madre.

María Edite Santos Raposo asegura que mantuvo una relación sentimental con Iglesias durante una semana a partir del 19 de julio de 1975, después que se conocieran en la sala de Fiestas Las Vegas, de Sant Feliu de Guixols, en la Costa Brava catalana, donde actuaban ambos.

Ella tenía entonces 23 años e Iglesias, que ya era un triunfador en España, estaba casado con la filipina Isabel Preysler, con la que ya tenía tres hijos, Chábeli, Julio José y Enrique.

Javier, que tiene ahora 29 años, tiene un gran parecido con el que alega es su padre y ha intentado la carrera de cantante, con poco éxito hasta ahora.

Hace 15 años, la ex bailarina portuguesa presentó una demanda contra Iglesias y ante la negativa del cantante de hacerse un prueba genética ADN o comparecer cuando estaba citado, fue fallada a favor de la demandante y ordenado que fuera inscrito su hijo Javier en el Registro Civil Como Javier Iglesias Santos.

Julio Iglesias recurrió ante este fallo y la Audiencia Provincial de Valencia lo anuló y en 1999, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ratificó que Javier no era hijo del cantante. Según la nueva demanda, Iglesias hizo uso de su gran poder social y mediático para presentar "unos testigos falsos que afirmaban que también habían tenido relaciones sexuales con Maria Edite Santos Reposo durante esos mismos días".

Avatar
Acerca del Autor