Un Marzo Blanco

NEWARK, Nueva Jersey - La segunda tormenta de nieve en castigar la costa oriental de Estados Unidos en menos de una semana afectó el martes el tráfico durante las horas de mayor afluencia, y obligó a cerrar centenares de escuelas y a cancelar numerosos vuelos.

La tormenta dejó caer cantidades entre moderadas y fuertes de nieve a lo largo de la costa y en el interior. En el sureste de Massachusetts cayeron algo más de 30 centímetros de nieve, y en el condado Bucks, en el este de Pensilvania, cerca de 25 centímetros. Se estimaba que para la noche del martes, habría unos 30 centímetros de nieve en partes de Maine y de Nueva York, así como en Pensilvania.

Persistieron las neviscas en regiones de la costa este durante el jueves, acompañadas en algunas partes por fuertes vientos. Muchas autopistas estuvieron resbalosas durante la mañana, en las horas de mayor tráfico.

Hasta el martes, había caído en Boston casi dos metros de nieve desde el comienzo del invierno, comparado con un promedio anual de nieve de algo más de un metro. El récord fue de 2,7 metros en la temporada 1995-1996.

El aeropuerto Logan de Boston tenía apenas dos pistas de aterrizaje habilitadas el martes en la mañana. Al menos 53 vuelos internos y 90 vuelos al exterior fueron cancelados, dijo el vocero del terminal aéreo Phil Orlandella. Varios vuelos habían sido también cancelados en el aeropuerto internacional Portland, en Maine.

Acerca del Autor