Una ‘Boda Invisible deTom & Katie

BRACCIANO -Puede que haya sido la boda del año del mundo de las celebridades, pero la gente del pueblo medieval italiano en que se casaron los actores Tom Cruise y Katie Holmes no vio nada de la boda, y no están felices de ello.

Cruise y Holmes se casaron el sábado en una ceremonia de la fe de la Cienciología, cuyos detalles fueron mantenidos en secreto hasta que el publicista en Estados Unidos de Cruise emitió una declaración.

Para entonces, los residentes de Bracciano, el lugar elegido por la pareja cercano a Roma y a la orilla de un lago, estaban profundamente dormidos.

"La boda invisible" y "Tom & Katie: los fantasmas recién casados" eran los titulares de los periódicos italianos el domingo, que reflejaron la frustración de los residentes y de las hordas de fotógrafos que llegaron a Bracciano para el evento.

Multitudes de fanáticos y de espectadores se apostaron desde tempranas horas del sábado a las afueras del castillo del siglo XV, donde se realizó la ceremonia en la tarde, para poder ver a una de las tantas estrellas de la galaxia de Hollywood que asistieron a la boda.

Sin embargo, casi lo único que pudieron ver detrás de las barreras fue una serie de pequeñas furgonetas Mercedes y limusinas con vidrios polarizados, que condujeron a la pareja y a sus 150 invitados a través de la puerta de hierro del castillo.

La oscuridad y las velas en las almenas del castillo poco hicieron para ayudar a identificar a las siluetas de algunos invitados que de vez en cuando se acercaban a las ventanas para saludar.

La pareja dejó Italia el domingo para una noche de bodas en las Maldivas.

"Es una gran desilusión. Tras todo el bombo y la publicidad, nadie ha visto nada de esta boda. Ellos ni siquiera salieron a saludar," dijo Sergio Pagliaro, un pensionado de 76 años quien había esperado por horas junto a su mujer.

Autoridades de la alcaldía, que sacaron su ventaja del momento y cobraron a fotógrafos y equipos de televisión 1.000 euros (1.200 dólares) por ubicaciones con vista al castillo, fueron más mordaces.

"Siento que deberían haber mostrado más respeto por la gente de Bracciano, quienes les esperaron por tanto tiempo, dijo Armando Tondinelli, concejal de obras públicas de Bracciano.

"Esta gente se comporta como si estuviera por arriba de estas cosas, no ven lo que es importante en la vida. Un saludo hubiera sido correcto, es un asunto de cortesía," dijo.

El pueblo, que estuvo tomado durante los últimos cuatro días por los medios de comunicación del mundo, montó un espectáculo para la ceremonia.

Fotos de la pareja fueron colocadas por todas partes, incluyendo relojes ornamentales de metal, que vendía una tienda de antigüedades.

Además, los restaurantes tenían menús "Tom & Katie," los minoristas de ropa ofrecían trajes de la película "Top Gun," y muchas vitrinas de tiendas mostraban mensajes de buena voluntad como: "Para siempre" y "los mejores deseos para su cuento de hadas."

Sin embargo, una lluvia intermitente y la 'invisibilidad' las celebridades hizo que la multitud se convirtiera en un centenar de fanáticos persistentes.Quienes habían llegado de Roma para el evento tuvieron que contentarse con una demostración de fuegos artificiales a la medianoche.

"Esto es igual que una mala película," dijo la joven de 19 años Barbara Giuri mientras la niebla envolvía el castillo. "Y ahora mis pies me duelen," añadió.

Avatar
Acerca del Autor