Una mujer muere cada 3 días violentada

Las violencias conyugales se han cobrado la vida de una mujer cada tres días en Francia desde comienzos de año, según un informe difundido por el Gobierno, que anunció nuevas medidas a favor de las víctimas de la violencia de género.

Las medidas anunciadas por la ministra delegada de Cohesión Social y Paridad, Catherine Vautrin, en el Consejo de ministros incluyen el lanzamiento en 2007 de un número de teléfono único para las víctimas, acompañado de una campaña de comunicación para sensibilizar a la opinión pública. Las mujeres víctimas de violencias serán "prioritarias" en la atribución de viviendas financiadas por el programa de ayudas al alojamiento temporal y tendrán plazas reservadas en los centros de albergue y reinserción social.

Para facilitar el acceso a la vivienda social en caso de divorcio, sólo se tomarán en cuenta los ingresos del cónyuge que la pida. Con el fin de reforzar la prevención de las violencias conyugales y las reincidencias, se elaborará un "código de buenas prácticas" para fomentar la creación de nuevas estructuras de tratamiento y albergue para los culpables.

"En la Francia metropolitana, en promedio, una mujer muere cada tres días víctima de violencias conyugales", indica un censo policial de decesos desde comienzos de año difundido por Vautrin, tres días antes del Día internacional de la lucha contra la violencia contra la mujer.

Desde enero, hubo 113 homicidios en el seno de parejas o antiguas parejas, de los cuales el 83% de las víctimas eran mujeres. Dos tercios de las mujeres habían sufrido violencias conyugales.

En más de la mitad de los homicidios los autores estaban sin empleo, jubilados o de baja por enfermedad y en la cuarta parte de los casos se encontraban bajo la influencia del alcohol.

Según un sondeo de CSA divulgado hoy y encargado por Amnistía Internacional (AI), casi tres de cada diez franceses creen que existe en su entorno una mujer víctima de violencias físicas o psicológicas en el seno de su pareja.

Un 75% de los sondeados considera que la acción de los poderes públicos contra la violencia de género no es lo bastante eficaz y un 82% quiere que los candidatos en las Presidenciales de 2007 se comprometan a actuar contra este fenómeno en caso de victoria.

Acerca del Autor

Edición Impresa