Usan huellas para rastrear inmigrantes

LOS ANGELES, California - Jesús F. Palacios fue arrestado el mes pasado cuando la policía le vio tratando de forzar la puerta de un auto.

Usando el recién adquirido acceso a los archivos federales de inmigración, compararon sus huellas dactilares con la base de datos en el cuartel de policía y determinaron instantáneamente que el mexicano de 30 años era un inmigrante ilegal previamente deportado y con un historial delictivo.

Los agentes alertaron a las autoridades federales y recibieron la orden de retener a Palacios bajo sospecha de violaciones a las leyes migratorias. Palacios había sido expulsado de Estados Unidos al menos tres veces tras ser declarado culpable de abuso sexual de menores y robo de autos. En el pasado, sospechosos como Palacios habrían sido dejados en libertad bajo fianza mientras la policía esperaba horas para que funcionarios estatales y federales hicieran una revisión de sus antecedentes. El gobierno federal trata de poner información a la disposición de todas las agencias locales del orden en un plazo de dos años, con el fin de ayudar a capturar a los inmigrantes delincuentes, a personas vinculadas con grupos terroristas y otras que representen una amenaza.

Avatar
Acerca del Autor