Vaticano critica construcción de muro

Foley, de nacionalidad estadounidense, dijo que aunque no conoce los detalles de la ley antiinmigrante de su país, que contempla la construcción de un muro en la frontera con México, no se puede aceptar esta medida.

ROMA - El presidente del Pontificio Consejo de Comunicaciones Sociales, John Patrick Foley, se pronunció contra la pretensión de Estados Unidos de construir un muro en la frontera con México para detener la inmigración ilegal.

"No estoy a favor de alzar los muros entre naciones (.) lo que se necesitan son más bien puentes de unión", declaró Foley tras participar en la presentación de la biografía del periodista español Manuel Lozano Garrido, candidato a la canonización.

Foley, de nacionalidad estadounidense, dijo que aunque no conoce los detalles de la ley antiinmigrante de su país, que contempla la construcción de un muro en la frontera con México, no se puede aceptar esta medida.

Recordó que para la Iglesia católica la migración es un derecho, que incluye también el deber de quienes se ven obligados a hacerlo de respetar las leyes del país que los recibe.

El prelado presentó el libro "La alegría vivida", una biografía del periodista español Lozano Garrido, conocido como "Lolo" (1920-1971).

Lozano Garrido es el primer periodista en proceso de ser elevado "a la gloria de los altares" y, según Foley, su vida "es un ejemplo para todos sobre la manera de aceptar el sufrimiento y ser fiel a la responsabilidad del periodista".

Formado en el seno de la Juventud de Acción Católica, Lozano Garrido era ciego e inválido y sufrió la persecución durante el periodo de la Guerra Civil española.

Su proceso de canonización debe pasar a una comisión teológica y después será examinado un milagro atribuido a su intercesión, confirmó el sacerdote Rafael Higueras, autor de la biografía.

Explicó que el milagro a atribuido a Lozano Garrido es el que tiene que ver con la curación, científicamente inexplicable, de un niño de 18 meses de edad a quien los médicos ya daban por muerto.

Dijo que el niño, a quien se le había ya extirpado más de un metro de intestino, se recuperó totalmente tres días después de que se le pusiera en las manos el crucifijo de Lozano Garrido.

Recordó que en 2001, el entonces Papa Juan Pablo II aceptó la candidatura de "Lolo" a la "gloria de los altares".

Avatar
Acerca del Autor