“¡Váyanse al infierno, Gringos!

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha mandado "al cipote" al Gobierno estadounidense por las declaraciones que sobre la Ley Habilitante venezolana hizo un portavoz del Departamento de Estado de EEUU.

CARACAS - El presidente venezolano Hugo Chávez desestimó las críticas del gobierno de Estados Unidos a su plan de legislar por decreto durante un año y medio y manifestó su apoyo incondicional a Irán, Siria y al pueblo de Irak frente a Washington.

Chávez advirtió que la decisión de aprobar un instrumento legal que le permita redactar y aprobar leyes por decreto presidencial durante 18 meses "es una potestad de la soberanía venezolana".

"¡Váyanse al cipote (al infierno) gringos, go home, go home!", dijo el mandatario. "Aquí somos libres y cada día seremos más libres, con el favor de Dios, 'inshalá' (ojalá, en árabe)", dijo durante su primer programa Aló Presidente luego de la reelección.

Chávez desestimó así las declaraciones del portavoz del Departamento de Estado, Tom Casey, quien dijo que la ley habilitante es un poco rara "en términos de un sistema democrático". Ante miembros de su gabinete e invitados como el ministro de Información de Siria, Mohsen Bilal, Chávez acusó a Estados Unidos de querer rediseñar la geopolítica del Medio Oriente y de América Latina. "A la hora de una invasión, trataremos de impedirla, pero el imperio ustedes saben que es loco, ese es un imperio loco, no actúa racionalmente... y amenazan a Siria --nosotros estaremos con ustedes siempre hermano, con Siria, con Irán, el pueblo de Irak".

Chávez advirtió que Estados Unidos quiere "sacar de ahí a nuestro hermano (el presidente) Bashar Al Assad", aseguró.

Según anunció el ministro sirio, Al Assad visitará el país en el segundo semestre de este año.

"¿Cuál es el objetivo del imperio? Lo dijo la Condoleezza (Rice). How are you? Me tienes olvidado mija... Condoleezza lo dijo clarito, se trata de generar... una nueva geopolítica", dijo Chávez al saludar a la secretaria de Estado norteamericana, con quien ha intercambiado duros comentarios en el pasado.

"A Saddam Hussein lo sacaron y lo ahorcaron... no me corresponde a mi juzgar a ningún gobierno, pero ese caballero era el presidente de ese país. Invadieron el país, lo capturaron y lo ahorcaron", afirmó.

Sin especificar cuándo, dijo haber comentado sobre la captura de Hussein con su homólogo cubano Fidel Castro. "Fidel me dijo 'Chávez, en un caso de esos... ahí hay que morir... si invaden La Habana, yo voy en frente... yo se cual es mi puesto'", relató el mandatario venezolano antes de señalar que él haría lo mismo.

Chávez aprovechó su programa para mandar un saludo a Castro quien dijo "debe estar pegado a Aló, Presidente". El presidente venezolano se ha convertido en una fuente de información constante sobre la salud del mandatario cubano, quien dejó el poder temporalmente en manos de su hermano Raúl luego de someterse a una complicada cirugía intestinal a mediados del año pasado.

A pesar de los comentarios, el presidente venezolano dijo esperar que mejoren las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela, y recordó que ha estrechado la mano de algunos funcionarios de la administración de George W. Bush como la del Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Thomas Shannon.

"Ojalá que las cosas mejores y ustedes entiendan allá... qué es lo que esta ocurriendo en América Latina y respeten a este continente", expresó.

Avatar
Acerca del Autor