Venus Williams jugaría en Barcelona

BARCELONA - La estadounidense Venus Williams podría estar en el regreso de un torneo WTA a Barcelona, previsto para el próximo 11 de junio, si fructifican las conversaciones que lleva a cabo la directora deportiva del trofeo, Arantxa Sánchez-Vicario.

Sánchez-Vicario estuvo en la presentación de la cita, junto al presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Pedro Muñoz y a diferentes ex tenistas que acudieron a la convocatoria que tuvo lugar en la sede de la Secretaría General de Deportes de la Generalitat como Sergi Bruguera, Carles Costa o el actual capitán del equipo español, Emilio Sánchez-Vicario.

El WTA Barcelona, que supondrá el regreso a la Ciudad Condal de un torneo de la máxima división del tenis internacional tras doce años de ausencia, cuenta como preinscritas a la colombiana Catalina Castaño, a la española Lourdes Domínguez, a la francesa Emilie Loit, a la italiana Romina Oprandi y a la estadounidense Meghann Shaughnessy.

Arantxa Sánchez-Vicario trabaja para incorporar a la actual número uno de España, Anabel Medina, y a la mediática Venus Williams. La reglamentación impide a un torneo de estas características contar con jugadoras situadas entre las diez primeras del mundo, pero el objetivo anunciado por Arantxa es subir el próximo año de la categoría Tier IV a la Tier III y, en el 2009, a Tier II.

Además, el presupuesto para este ejercicio es de 500,000 dólares, con 145,000 en premios, pasará en el 2008 a 700,000 y, en el 2009, a un millón aproximadamente.

Esta ascensión será posible en buena parte por la prórroga del contrato de patrocinio con la firma Kia que hoy se anunció durante la presentación del torneo. La clave para que la WTA avale toda esta progresión, según explicó Arantxa Sánchez-Vicario, será que el público barcelonés responda a la cita y llene las 3.450 butacas de la pista de La Teixonera, para lo que el precio de las entradas será de sólo cinco euros.

Pedro Muñoz destacó el trabajo de la RFET por el tenis femenino de promoción y se comprometió a que, en el 2009, España cuente con ocho o nueve jugadoras situadas entre las cien mejores del mundo.

Acerca del Autor