Verdadera reforma migratoria

WASHINGTON - Los principales líderes de la oposición demócrata en el Congreso de EEUU insistieron hoy en la puesta en marcha de una reforma migratoria de "amplio alcance", rechazando el plan propuesto por la Casa Blanca en 2004.

Durante una aparición conjunta en el Club Nacional de Prensa, en Washington, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y su colega en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticaron la demora actual en materia migratoria.

La reforma migratoria y las relaciones con México y el resto de América Latina formaron parte de los discursos del presidente George W. Bush y su rival demócrata John Kerry durante la campaña electoral de 2004, como parte de su cortejo del voto hispano.

Bush inició su primer mandato con la esperanza de impulsar una reforma migratoria en EEUU, pero "no ha pasado nada, en detrimento de México", dijo Reid, cuyo estado de Nevada es uno de los afectados por la inmigración ilegal.

Preguntado por EFE sobre la programación de una posible reforma migratoria este año, Reid sólo reiteró que la política migratoria actual "no funciona" y que cualquier solución debe incorporar múltiples elementos.

En ese sentido, Reid reconoció que "tenemos una situación mala" con la inmigración ilegal, a la vez que afirmó su apoyo a proyectos de ley como el denominado "Dream Act", que otorgaría la residencia permanente a miles de estudiantes indocumentados.

Por su parte, Pelosi indicó que el país requiere una "reforma de amplio alcance" y no soluciones parciales como la propuesta por Bush en enero del año pasado, en la que se otorgaría una legalización temporal para inmigrantes indocumentados.

Avatar
Acerca del Autor