Vicente Fernández abre su corazón

Uno de los máximos exponentes de la música mexicana,Vicente Fernández, abre su corazón y revela situaciones difíciles por las que tuvo que pasar

Escrito el 19 Jun 2008
Comment: Off
CIUDAD DE MÉXICO - En un programa de televisión, Vicente Fernández, uno de los máximos exponentes de la música mexicana, abrió su corazón y reveló sus sentimientos. "Mi madre murió de cáncer y a los tres días, mi mujer tiene el RH negativo, tenía seis meses y medio de embarazada cuando muere mi madre y en la noche le pegan los dolores a mi mujer, entonces cuando mi madre estaba tendida, yo tuve que llevar a mi mujer al sanatorio y mi hijo nació pesando, Vicente, un kilo tres cuartos", puntualizó.

El cantante comentó que sus hijos son su tesoro, Vicente Fernández Jr., el primogénito de la familia nació en medio de la pobreza en la que vivía.

"En aquel tiempo yo era muy pobre, teníamos que pagar 150 pesos de encubadora y no los tuvimos, entonces lo llevamos y en una cajita, en un moisés, le poníamos agua caliente abajo de las cobijitas, en botellas y luego le poníamos un foco y así se crío. Vicente tuvo como cuatro operaciones porque nació con los ojitos metidos, desviados".

Años más tarde el secuestro de su hijo le marcó la vida para siempre: "Antes de salir al escenario, recibí un telefonazo y mi teléfono celular nadie lo sabe y me dijo, son muy majaderos, y le hable a mis hijos y Gerardo me contestó y me dijo: 'papá sí lo secuestraron'".

Otro golpe que la vida le dio fue cuando los médicos le informaron que su hijo Alejandro Fernández estaba muerto dentro del vientre de su madre.

"Tenía 2 meses de embarazada y le hacían pruebas de orines de conejos y conejas y salía muerto mi hijo, le decía Cuca: 'doctor yo siento a mi hijo vivo', 'no señora'. Porque ella sentía que se le movía y ellos decían que estaba muerto y fue el más vivito de los tres".

Vicente Fernández también habló de Rodrigo, el joven que hace 18 años reconoció como hijo, producto de su relación con la actriz Patricia Rivera, hasta que una prueba genética demostró lo contrario.

"No se puede tener un hijo hasta los 18 años y de repente te das cuenta que no es tu hijo, ahora sí puedo hablarlo porque se firmó un convenio, que no íbamos hablar, pero si te voy a decir, porque el día que cumplió 18 años mi hijo, me demandó por cinco millones y medio de dólares y venía a embargarme el rancho, caballos y coches y todo. Otro día la mamá me habla y empieza casi a pegar por el nextel y le dije: 'mira tú te callas porque a ti sí y tu marido me vale', he llegado a pensar que él sabe quién es su verdadero padre".

Vicente Fernández ha vivido muchas tempestades, pero hoy brinda sus éxitos a los hombres que le dieron la vida. "Es una satisfacción muy grande, porque me consideré en Tijuana con mi padre un buen hijo y con mi madre ya no se diga, para ella todo", finalizó entre lágrimas.

Avatar
Acerca del Autor