Visita de Trabajo a Arizona

PHOENIX, AZ - En México los poderes Ejecutivo y Legislativo trabajan a una sola voz en contra de acciones que violenten los derechos de los inmigrantes nacionales en Estados Unidos, por lo cual el Senado de la República rechaza que las policías de los condados, estatales y municipales intervengan en la captura de indocumentados connacionales, afirmaron senadores de la comisión plural, que preside el senador Sadot Sánchez Carreño, al alcalde de esta ciudad, Phil Gordon.

La gira de trabajo de dos días que se realiza por esta entidad, es en el marco del punto de acuerdo, aprobado por unanimidad el pasado 8 de febrero por el pleno del Senado de la República, en el que se autorizó la integración de una comisión plural de legisladores para realizar una serie de visitas oficiales a esta entidad, con el objeto apoyar en la protección de los derechos de los mexicanos. La comisión de senadores, integrada por Sadot Sánchez Carreño, PRI, Jesús Galván, PAN, Rutilio Cruz Escandón Cadenas, PRD, y Mariano González Zarur, PRI, sostuvo también diversas reuniones con líderes del Partido Republicano y Demócrata-Caucus Hispano, así como con representantes de comunidades mexicanas en Arizona y líderes comunitarios.

En la reunión con el alcalde de Phoenix, Phil Gordon, la delegación mexicana le manifestó su preocupación por el interés de la gobernadora, Janet Napolitano, de reunir el próximo día 12 de los corrientes en Flagstaff, Arizona, a los jefes policiacos locales a fin de que contribuyan con el buró de migración en la captura de inmigrantes.

Gordon les aseguró a los senadores mexicanos que respecto de las leyes aprobadas no se puede hacer nada, sin embargo expuso que un gran número de jefes policíacos han manifestado abiertamente su inconformidad con dichas medidas bajo el argumento justificable de que ni tienen la preparación ni los recur sos necesarios para realizar esas tareas.

Fue claro al señalar que para combatir el problema de migración se requiere invertir más en México, con el objeto de que no se sientan forzados a venir a tratar de mejorar sus condiciones de vida y con ello se arriesguen inútilmente.

Les dijo que luchará, en el marco de su ámbito, porque los inmigrantes mexicanos y de todos los países no tengan que sufrir ningún daño a sus derechos humanos. Recordó que durante su campaña para la alcaldía se reunión con comunidades mexicanas en los dos lados de la frontera por las cuales se comprometió a trabajar. Más tarde, la comisión plural de legisladores mexicanos se reunió en el University Club con Jim Pederson, presidente del Partido Demócrata de Arizona, a quien le manifestaron el interés del Senado mexicano porque exista una migración ordenada, transparente y legal.

Pederson les dijo que esta a favor de que pronto sea aprobada una iniciativa que beneficie a los indocumentados, porque dijo estar conciente de que el trabajo de los connacionales que vienen a trabajar a Estados Unidos fortalece la economía y el desarrollo de su país.

Subrayó que la iniciativa presentada por los legisladores John Mc Cain y Edward Kennedy, es la que mejor ha sido recibida no sólo entre las comunidades mexicanas, sino incluso entre los principales representantes de los diferentes sectores de la entidad.

El senador Sadot Sánchez solicitó su apoyo para que en la legislatura local se pueda seguir teniendo una visión práctica respecto al problema de la migración. "Queremos dejarles en claro que los mexicanos que vienen aquí no llegan con la idea de delinquir, sino únicamente a buscar mejores condiciones de vida", puntualizó.

Posteriormente, los legisladores mexicanos se reunieron con legisladores del Grupo Parlamentario Republicano, que encabeza el presidente del Senado, Ken Bennett y Jim Weiers, líder de la Cámara de Representantes, a quienes les dijeron que el diálogo es el único método que existe para solucionar cualquier diferencia o problema que haya entre las personas o entre los países. Ahí, el senador republicano Robert Blendu les comentó a sus homólogos mexicanos que no puede ser que México no pueda tener el mismo éxito que los estadounidenses. Reprochó que, por ejemplo, no es posible que todavía en la ciudad de México haya gente que no tenga agua potable para vivir.

Aseveró que se requiere de una mayor generación de empleos con inversión de los propios empresarios norteamericanos, pero dejó en claro que para ello se requiere de que las condiciones administrativas para la instalación de nuevas empresas puedan mejorar.

Avatar
Acerca del Autor