Washington no quiere amnistía migratoria

Bush presentó el 7 de enero de 2004, una iniciativa que incluye la creación de nuevas visas temporales para trabajadores invitados, permisos que tendrían una duración de tres años y que podrían renovarse por otro período igual de tiempo.

WASHINGTOMN,DC. - a Casa Blanca aseguró el martes que la administración del presidente George W. Bush lleva a cabo "consultas" con el Congreso para discutir las bases de una reforma inmigratoria, pero adelantó que "no permitirá" que se incluya una "amnistía" para beneficiar indocumentados. "La administración está consultando con el Congreso para discutir una reforma migratoria amplia y realista", confirmó a Univision.com la oficina de prensa de la Casa Blanca.

Por medio de una declaración escrita, el gobierno precisó que "es crítico que cualquier reforma aborde la seguridad fronteriza, el cumplimiento de la ley y la realidad económica de demanda de trabajadores".

En enero de 2004, Bush presentó una iniciativa que incluye la creación de nuevas visas temporales para trabajadores invitados, permisos que tendrían una duración de tres años y que podrían renovarse por otro período igual de tiempo.

Al término del segundo plazo, indica la propuesta, el trabajador y su familia deberán salir de Estados Unidos y gestionar, en su país de origen, una nueva visa, siempre y cuando cuente con el respaldo de un empleador.

Si bien la propuesta de Bush todavía no ha sido redactada, la Casa Blanca advirtió que el plan que discute "no permitirá" la inclusión de una amnistía, beneficio que le daría la posibilidad a ciertos extranjeros obtener la residencia legal permanente.

El gobierno y líderes republicanos sostienen que los indocumentados no deben ser favorecidos con beneficios migratorios debido a que violan leyes federales de Estados Unidos.

El gobierno de Washington estima que en Estados Unidos viven poco más de 8 millones de indocumentados, la mayoría de origen mexicano, pero algunos grupos que favorecen la inmigración indican que la cifra de extranjeros sin estatus legal de permanencia supera los 10 millones.

Tras conocer la postura del gobierno, Tirso Moreno, director de la Asociación de Trabajadores de Florida Central, señaló que los trabajadores agrícolas "demandamos una solución realista" al problema.

El dirigente puntualizó que con muros "no se arreglarán los problemas" y añadió que "el punto a tratar es que en el país viven cientos de miles de trabajadores que llevan más de 15 o 20 años trabajando. Ellos tienen familia nacida aquí, una vida hecha aquí con esfuerzo y dedicación, un futuro, un sueño. Ellos se han ganado el derecho de quedarse".

Moreno agregó que una de las posibilidades que debería analizar el gobierno es el proyecto de trabajadores agrícolas 'AgJobs', un plan que otorgaría estatus de permanencia a 500 mil campesinos.

"La iniciativa está en el Capitolio. Es una legislación completa que respaldamos los trabajadores y los empresarios. Esto es lo que deben analizar, planes concretos que son buenos para todos los sectores", señaló.

Avatar
Acerca del Autor