Las Chivas Golearon

El Clásico del fin de semana fue para Chivas y la victoria ante el clásico rival los mete a la pelea por un cupo en la Liguilla. Chivas ganó 3-0 a un América que apostó todo a dos de sus jugadores, un equipo al que le falta idea de juego y le sobra corazón. Al finalizar el encuentro los constantes olés de la tribuna dejaban en claro la abrumadora superioridad rojiblanca. Mención especial merece el Cubo Torres.
A sus 18 años el joven marcó su segundo gol en Clásicos demostrando que no le afecta un estadio lleno. El nuevo ídolo del Rebaño Sagrado pasó el examen. El primer tiempo de este juego fue al estilo de un tradicional Chivas contra América: con intensidad, pasión y un goleador llamado Érick Torres. De hecho el primer gol en el Estadio Omnilife entre estos dos equipos fue el anotado por la nueva joya de la cantera tapatía y la fanaticada local ya piensa en este hallazgo y lo que puede brindar a futuro.
Cabe hacer notar que pese a la ventaja rojiblanca, América tuvo sus oportunidades para hacer daño. Dos jugadas donde les faltó puntería a los atacantes. La primera al minuto 15, cuando Vicente Sánchez se enfilaba al arco de Michel y solo lo custodiaba Reynoso.
El delantero uruguayo, con una finta, se quitó al capitán tapatío y cuando quedó frente a Michel se precipitó y mandó el disparo a la tribuna. La otra de peligro fue al minuto 45, cuando Ángel Reyna quedó frente a Michel, tiró con potencia, pero el arquero le quitó el gol al mandar el balón a tiro de esquina. En el primer lapso la única falla arbitral fue un penalti que no marcó a favor de Chivas, después de que Cervantes le dio un puñetazo en la cara a Torres.
Para el segundo tiempo América necesariamente fue otro equipo. Desde el silbatazo inicial los capitalinos se volcaron al frente, buscaron los espacios y propiciaron cualquier cantidad de mano a mano contra la defensa rojiblanca. El Rebaño Sagrado no salía de su reducto, de hecho, pues América le tapó las vías de salida y buscaban en todas las jugadas a Ángel Reyna y a Vicente Sánchez para que ellos desequilibraran, pero ninguno de los dos logró disparar con fuerza al arco de Michel como ya se ha dicho.
Así las Águilas dominaban, pero no lograban meter el gol y como suele sucede a menudo el Rebaño en la primera oportunidad que tuvo se sacudió la presión y le dio amplitud a la ventaja en el marcador. Marco Fabián marcó su segundo golazo de la campaña en semanas consecutivas y puso de cabeza al Omnilife. Al minuto 72, Érick Cubo Torres estaba de espaldas al arco con la marca del Topo Valenzuela, era imposible que hiciera algo, pero el delantero habilitó con mucha categoría a Marco Fabián, para que el último disparando de pierna izquierda dejara inmóvil a Memo Ochoa y así hacer el segundo de la tarde. Siete minutos después, Marco Fabián demostró que está para ser titular en el equipo, llegó puntual a la cita con el balón y tras un pase de Omar Arellano marcó el tercer gol de la tarde y el de la alegría infinita para el Guadalajara, elenco que parece despertar finalmente.

Avatar
Acerca del Autor
Comentarios de temas relacionados con el fútbol en particular y el deporte en general para distintos medios de Chile y los Estados Unidos.