Los atrapados en el Superdome

NUEVA ORLEANS, Luisiana- Desesperados por aire fresco, decenas de refugiados del huracán Katrina durmieron en una pasarela que rodea al estadio deportivo Superdome al empeorar las condiciones adentro y crecer las frustraciones. Los agentes de seguridad permitieron que algunas de las 10 mil personas que se refugian en el estadio llevaran sus pertenencias a la pasarela exterior, donde el ambiente estaba más fresco y corría brisa.

No obstante, los soldados de la Guardia Nacional se aseguraron de que no abandonaran el predio.

"Oh, Dios, aire fresco, es tan maravilloso. Es la primera vez que quería respirar todo el día", expresó Robin Smith, de 33 años. "Cuando uno piensa lo que hemos pasado, no está tan mal allí adentro. Pero con seguridad no es tan maravilloso como esto".Para los refugiados (muchos de ellos pobres y enfermos) el Superdome fue un refugio que los protegió de Katrina, pero la situación ha empeorado con el transcurso de las horas.

Los baños están mugrientos y los cestos rebasados de basura. El aire acondicionado no funciona desde que el lunes por la mañana se cortó la electricidad, y los ladrillos están manchados con humedad.

"No me importa lo mal que esté mi casa. Tiene que estar mejor que esto", sostuvo Ruby Jackson, de 56 años y residente de Nueva Orleans. "Al menos podría ducharme y dormir en mi propia cama".Se escuchó una queja generalizada cuando los funcionarios dijeron que los residentes del área suburbana de Jefferson Parish no podrían regresar a sus viviendas hasta el lunes. Una mujer lloró.

Avatar
Acerca del Autor