Mi Punto de Vista

Amar a Su Prójimo y Este Medio de Comunicación

Según Antonio Royo Marín, son enemigos de una persona: todos aquellos que le hicieron una verdadera injuria y no la han reparado aún; aquellos que odian a esa persona; y los que generan una antipatía justa por motivos racionales.
El término hebreo se refiere a aquel que es hostil o que odia. (Éxodo 23:22)

Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere, seré enemigo de tus enemigos, y afligiré a los que te afligieren.
El primer brote de enemistad en el universo fue la acción de la “serpiente”, que más tarde la Biblia identificó como Satanás el Diablo (Apocalipsis 12:9) Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él, cuando se acercó a Eva y desafió la veracidad de Dios. (Génesis 3:4, 5).

Jesucristo llamó homicida a esta criatura espíritu, y también “mentiroso y el padre de la mentira”. (Juan 8:44) Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Véase SATANÁS.

Enemigos de Dios. Desde aquel tiempo Satanás fue el enemigo principal de Dios. (Mateo 13:25, 39). Ha ejercido su influencia sobre la humanidad, a la que ha doblegado, de modo que “el mundo entero yace en el poder del inicuo”. (1 Juan 5:19).
Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.
Este mundo es, por tanto, enemigo de Dios. (Santiago 4:4) «¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

No obstante, Dios ha tenido gran paciencia con sus enemigos y ha mostrado misericordia a los que han deseado servirle.
Ha provisto para estas personas un medio de reconciliación mediante el sacrificio de Jesucristo. (Colosenses 1:21, 22).

A los que están en unión con Cristo los ha nombrado “embajadores” en un mundo hostil, encomendándoles el ministerio de la reconciliación.                 (2 Corintios 5:18-21).
El amor a los enemigos como extensión del amor al prójimo destaca entre las exigencias más novedosas y graves presentadas por el cristianismo desde sus inicios.

El Evangelio de Mateo (5:38-48) y el de Lucas (6:27-36) ponen esta enseñanza en labios de Jesús de Nazaret.
Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.
Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir el sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Pues si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los publicanos?

Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles?
Evangelio de Mateo 5:43-47
Pero yo os digo a los que me escucháis: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odien, bendecid a los que os maldigan, rogad por los que os difamen.

Evangelio de Lucas 6:27-28
Además, aparecen alusiones a la exigencia de amar a los enemigos en tres de las cartas auténticas de Pablo de Tarso: en orden cronológico, la Primera epístola a los tesalonicenses (5:15), la Primera epístola a los Corintios (4:12) y la Epístola a los Romanos (12:14.17.20).
El precepto del amor a los enemigos fue valorado casi de forma unánime por las principales corrientes del cristianismo primitivo y por los Padres de la Iglesia como una enseñanza fundamental, 6 y los estudiosos actuales lo consideran como auténtico del Jesús histórico, y característico de él: «amor a los enemigos, extranjeros y desclasados como cima del mandamiento del amor.

En varias civilizaciones, religiones y corrientes filosóficas se verificó la existencia de consejos o enseñanzas tendientes al trato benevolente de los enemigos. Sin embargo, la radicalidad de las palabras de Jesús de Nazaret —quien otorga al amor a los enemigos el carácter de mandato—, sumada al perdón y excusa de sus propios enemigos durante su crucifixión, distinguen su mensaje de todas las concepciones anteriores.

Algunas personas que según tienen tiempo de buscar manera de criticar mal a este medio de comunicación como es el periódico La Voz solo están haciendo un hoyo más grande de su último día de descanso.

Este medio de comunicación solo se entrega verdades y hechos de los que se encontrá en las noticias y sus injusticias que están prestando en el mundo y se encuentran en las páginas de este medio de comunicación se molestan y empiezan hablar y criticar mal a mi persona y muestran la envidia que tienen encontrá del periódico La Voz.

Pero como las escrituras dice; tengo que orar por mis enemigos y los criticones de este medio de comunicación, como es el periódico La Voz. Su amigo de todos, soy amigos con los lectores de este periódico y so amigo de la comunidad y espero que todos que recoge el periódico La Voz que sepan que soy su amigo y no enemigos.

La próxima vez que escuchan una persona que están criticando mal a este medio de comunicación o a mi persona les puedes decir, “Yo se que el propietario del periódico La Voz esta orando por ti y por su persona para que puedes quitar la envidia en tu persona y tener buenas palabras del prójimo y que palabras de amor pueden salir de los labios de su boca de sus enemigos.

David G. Cortinas –
Propietario y Director
del Periódico La Voz

 
David G. Cortinas
lavoz@bmi.net

Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 26th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301

Leave a Reply

*