11 Empleados Acusados de Robar $956.153.00 o más de Zirkle Fruit

Casi $1 Millón de dólares por Trabajadores y Ex Trabajadores de una de las más grandes compañías de manzana en el Estado de Este de Washington son acusados del Robo



SELAH, WA. - Norma Ruth Garza, de 52 años, y María Teresa Galarza, de 38 años, supuestamente organizaron el robo mediante la emisión de cheques de pago a empleados "fantasmas" - personas cuyos nombres figuraban en la lista de nómina aunque nunca realizaron un trabajo real. La compañía basada en Selah es una de las mayores empresas de manzana y cereza en el este de Washington, incluyendo esta instalación orgánica en Prosser, donde las manzanas miel crisp son empacadas.
Las convocatorias enviadas a la casa Mabton de Galarza y su esposo, Gerónimo Márquez Galarza, fueron devueltas a la Oficina del Secretario del Condado de Benton. Así que el jueves pasado, el juez Bruce Spanner emitió órdenes cuando la pareja no fue a su primera aparición en el Tribunal Superior del Condado de Benton.
María Galarza es acusada de robo de identidad en primer grado y de cinco cargos de falsificación. Gerónimo Galarza, de 44 años, enfrenta robo de primer grado y tres cargos de falsificación. Siete personas comparecieron en la corte el jueves y tuvieron sus juicios programados para el 24 de agosto. Todos ellos están fuera de custodia por su reconocimiento personal. David Prado, 47, de Pasco, Mario David Prado, 20, de Kennewick, y Verónica Araceli Garza, de 37 años, de Prosser, son acusados de robo de primer grado y de tres cargos de falsificación. Araceli Garza, que es sobrina de Garza, también va por Verónica Salinas.
Marisela Cristina Prado, de 26 años, y Esmeralda Prado, de 46 años, ambas de Kennewick, enfrentan cargos de robo de primer grado y cuatro cargos de falsificación. Enrique Barriga Moreno, de 58 años, de  Grandview, es acusado de robo de primer grado y ocho cargos de falsificación. Y Jennifer Marie Barriga, de 19 años, de Grandview, tiene un cargo de robo en primer grado. El otro acusado es Juan Antonio Ulloa, de 59 años, padre de María Galarza. Una orden de arresto de $5000 dólares ha sido emitida para él.
Se enfrenta a robo de primer grado y tres cargos de falsificación.Las mujeres trabajaban en la sucursal de Paterson de la compañía Selah. Su plan se desentrañó el pasado mes de noviembre, cuando ambas mujeres estaban de vacaciones el día de pago - Galarza en unas vacaciones programadas y Garza porque su hijo había sido asesinado, según documentos judiciales. El gerente de un rancho de Finley preguntó por qué le habían dado 10 cheques adicionales para no empleados. Ambas mujeres trataron de evitar cualquier sospecha llamando en ese día y afirmar que había habido un error, pero su comportamiento inusual ayudó a desencadenar una investigación de la nómina de la empresa, dijeron documentos. Garza y Galarza ya no trabajan para Zirkle Fruit, una de las mayores operaciones de manzana y cereza en el este de Washington, con múltiples campos y huertos entre las fronteras de Canadá                y Oregón.
La operación de robo de salarios parece estar aislada para los empleados de oficina individuales en un único rancho y los controles se han implementado para proteger contra futuras operaciones de este tipo según la compañía.
Recientemente fue arrestada en el sur de California con una orden de $100.000 dólares en todo el país. Los registros en línea muestran que ella está bajo la custodia de la Oficina del Sheriff del Condado Imperial. Garza está a la espera de la extradición a Kennewick para enfrentar cargos de liderar el crimen organizado y cuatro cargos de falsificación. Garibaldo informó que recibió llamadas telefónicas de los dos contadores que se encontraban fuera de ese día, y también notó que se sorprendió al saber de Garza acerca de la nómina en un día en el que debería haber estado afligiendo la muerte de su hijo. Cuando el personal de oficina recibió los cheques adicionales, notaron que el nombre en el primer cheque era para Barriga, que es la hija de Garza y que no había trabajado para Zirkle Fruit desde agosto de 2016. La investigación se remonta a abril de 2010 y totalizó $956.153 en cheques de pago fraudulentos A través de los años.
Galarza también supuestamente admitió involucrarse con su compañero de trabajo en la producción de los cheques fraudulentos para su marido y su padre.
Denegó imprimir cualquier otro cheque falso, pero dijo que recibió entre $23.000 a $24.000 dólares de los cheques de pago producidos por su esposo, según los documentos. Garza volvería a escribir una hoja de cálculo interna sin los nombres de los empleados fantasmas por lo que la compañía no tenía un registro de los cheques fraudulentos, dijeron documentos judiciales. Moreno, el marido de Garza, recibió la mayoría de los cheques de pago en 289 en total. Su alias, Daniel Álvarez, recibió 272 cheques separados, según documentos.

 

Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 20th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301

Edición Impresa