Caería la economía sin indocumentados

"Aunque violaron la ley al cruzar ilegalmente nuestras fronteras... la economía de nuestra ciudad sería un mero cascarón sin ellos, y se colapsaría si fueran deportados", consideró el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

NUEVA YORK - La economía de Nueva York y de todo Estados Unidos podría venirse abajo si los inmigrantes ilegales fueran deportados en masa, afirmó el alcalde de la ciudad de Nueva York Michael Bloomberg el miércoles durante una audiencia ante un comité del Senado.

Al ofrecer testimonio frente al panel senatorial en Filadelfia, Bloomberg dijo que la ciudad de Nueva York es el hogar de al menos 3 millones de inmigrantes y que de éstos medio millón llegó al país en forma ilegal.

"Aunque violaron la ley al cruzar ilegalmente nuestras fronteras... la economía de nuestra ciudad sería un mero cascarón sin ellos, y se colapsaría si fueran deportados", consideró el alcalde. "Lo mismo vale para la nación", añadió.

La audiencia, conducida por el presidente del Comité Jurídico Arlen Specter, es una de las varias que se llevan a cabo en el país luego que los republicanos del Congreso estadounidense decidieron llevar a diversas partes la discusión sobre una posible reforma a las leyes nacionales de inmigración.

Specter y sus colegas senadores intentan recabar apoyo para un proyecto de ley del Senado que permitiría a la mayoría de los indocumentados lograr la residencia permanente y la ciudadanía mediante el pago de 3,250 dólares en multas, cuotas e impuestos atrasados y el aprendizaje del inglés.

La Cámara de Representantes aprobó en diciembre una iniciativa de ley que está basada principalmente en la aplicación de la ley y no prevé medidas para regularizar a los indocumentados ni un programa de trabajadores huéspedes.

Las cámaras baja y alta deben conciliar un proyecto final para enviarlo al presidente George W. Bush, quien apoya un programa de trabajadores huéspedes y la concesión de la ciudadanía a indocumentados.

"Los miembros de la Cámara de Representantes quieren controlar las fronteras. Al igual que todos nosotros aquí presentes", dijo Bloomberg.

"Pero creer que aumentar el patrullaje fronterizo logrará por sí solo esa meta es cándido y miope o cínico y ambiguo. Ningún muro o ejército puede detener a cientos de miles de personas cada año", indicó.

Un subcomité de la cámara baja comenzó el miércoles una audiencia en San Diego, California, para examinar las fallas que podrían exponer a Estados Unidos al terrorismo.

Avatar
Acerca del Autor