Campesinos pagan con sangre defensa de bosques en México

PETATLAN,MX - Reyna Mojica vio a sus dos hijos morir a tiros hace apenas unas semanas, en un ataque que ella califica como una venganza la cual asegura comenzó en 1998, cuando su familia colaboró en el bloqueo de cientos de camiones madereros en la Sierra Madre de México.

Ellos se autodenominan Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y su lucha para salvar una parte del bosque cerca de la costa del Pacífico se encuentra entre las más importantes del mundo en contra de la deforestación, según Greenpeace. Los campesinos llevan una buena ventaja, pero lo han pagado caro.

Después del bloqueo que se prolongó por un mes, la firma maderera internacional Boise Cascade canceló los contratos para operar en las montañas de Petatlán, citando problemas de suministro, y 15 permisos de tala fueron revocados.

Desde entonces, por lo menos una docena de líderes campesinos han sido arrestados o encarcelados por lo que grupos de derechos humanos ven como falsas acusaciones orquestados por intereses económicos y políticos que buscan lucrar con la tala. Otros permanecen ocultos y otros más han sido asesinados. "Esto ha costado mucho, ha costado vidas," dijo Eva Alarcón, una ecologista. "Los hombres no duermen en sus casas," agregó.

Aunque buena parte de la tala se ha detenido, la violencia y la hostilidad aún prevalecen, según la población local, debido a que los activistas representan un reto continuo a la poderosa estructura local de terratenientes y a las cortes, los militares y la policía aliados con ellos. Los resultados de ese choque de poderes son escalofriantes.

Una noche de mayo, Mojica observó desde su cocina como su esposo y sus cuatro hijos llegaban a casa en su camioneta. De pronto, se escucharon disparos y ella salió."Yo gritaba que no tirara, que no tirara, porque ahí están mis hijos," dijo Mojica.Sus dos hijos de 9 y 20 años murieron, el mayor dejó embarazada a su hoy viuda. El hijo menor de Mojica murió en sus brazos. Grupos de derechos aseguran que su esposo, el activista Alberto Peñaloza que resultó herido, era blanco por sus acciones.Nadie fue arrestado.

Avatar
Acerca del Autor