El Cáncer vence a Farrah Fawcett

Escrito el 06 Jul 2009
Comment: Off
Cuando una estrella del mundo del espectáculo fallece, los halagos dejan atrás los defectos. La actriz, que murió ayer por la mañana víctima de cáncer, nunca se caracterizó por sus dotes dramáticas —a pesar de algunos bien recibidos papeles durante las décadas de los 80 y 90—, pero resulta innegable que pasó a la historia de la cultura popular, y lo hizo por dos motivos: el póster en el que apareció vestida sólo con un sugerente bañador rojo y su participación en la serie de televisión Charlie’s Angels. Curiosamente, pocos recuerdan que Fawcett sólo actuó en la producción televisiva durante un año, abandonándola tras su primera temporada y regresando sólo media docena de veces para cumplir su contrato. El resto de la trayectoria profesional y personal del "ángel" Jill Munroe se caracteriza por los altibajos: desde alabanzas en los escenarios del off-Broadway hasta nominaciones a los premios Globos de Oro y Emmy, pasando por dramáticas relaciones sentimentales, un hijo que, desde su adolescencia ha luchado contra su adicción a las drogas y su energético combate contra una enfermedad que dominó su vida durante los dos últimos años.

Farrah Fawcett nació en Corpus Christi, Texas, el 2 de febrero de 1947, en el seno de una familia de clase media. Su educación tuvo lugar entre colegios católicos del estado y la Universidad de Austin.

Una fotografía suya que apareció en una revista de la capital de Texas llamó la atención de un agente, que la convenció para que se mudara a Los Ángeles con el fin de convertirse en una modelo y actriz.

Diversos comerciales para la pequeña pantalla y pequeños papeles en series de televisión le abrieron las puertas de proyectos de más envergardura, como la película Logan’s Run y la serie The Six Million Dollar Man, donde conoció al que se convertiría en su primer esposo, Lee Majors (de ahí a que nombre en los créditos de Charlie’s Angels fuera Farrah Fawcett-Majors).

Avatar
Acerca del Autor