Fuerte presión a Congreso

Para pronto debate reforma migratoria.

WASHINGTON - La comunidad inmigrante intensificó esta semana su campaña para que el Congreso debata antes de fin de mes -o del año-, una reforma migratoria que legalice a millones de extranjeros indocumentados, y solucione otros problemas migratorios.

No se puede dar largas a una reforma que beneficiaría tanto a la seguridad nacional como a los cerca de 12 millones de inmigrantes indocumentados y a todo el sistema migratorio, en opinión de grupos como el Consejo Nacional La Raza y la Conferencia Católica estadounidense.

Una campaña nacional que incluye visitas al Congreso y el envío de cartas a la Casa Blanca destaca las fallas del actual sistema migratorio, que de acuerdo con algunos líderes comunitarios, a pesar de los esfuerzos, no ha podido dar soluciones adecuadas a los más acuciantes problemas de inmigración.

Líderes de grupos de inmigración de casi todos los 50 estados de EEUU e importantes diarios han resaltado en lo que va del mes, que no se debe postergar por más tiempo la aprobación de una ley que dé soluciones sabias a "los enormes problemas de inmigración".

Avatar
Acerca del Autor