General de EU contradice a Washington

WASHINGTON - En una insólita muestra de divergencia en el Gobierno de George W. Bush, el general Peter Pace, presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, mostró sus dudas sobre la vinculación del Gobierno iraní en el abastecimiento de material militar para la insurgencia en Irak. Un día antes, los portavoces de la Casa Blanca y el Departamento de Estado habían acusado al régimen de Teherán de facilitar activamente a la insurgencia material para la fabricación de bombas.

Pace, de viaje en Indonesia, reconoció que el material usado en algunas de esas bombas puede proceder de Irán "pero eso no significa que el Gobierno iraní esté directamente implicado", aseguró. Unas horas después, en Australia, insistió: "Por lo que yo sé, yo no diría que el Gobierno iraní sabe claramente lo que está pasando o es cómplice", dijo Pace. Esa afirmación se sumaba ayer a las críticas demócratas que ponían en duda la solidez de las acusaciones de Estados Unidos contra el Gobierno de Irán presentadas el pasado fin de semana en Bagdad.

Portavoces del mando militar estadounidense en Irak mostraron munición sofisticada capaz de atravesar la cubierta de los tanques y determinaron que su procedencia era iraní.

Acusaron al Gobierno de ese país de aprobar y facilitar el desvío de ese material a los grupos chiítas más violentos de Irak.

Avatar
Acerca del Autor