Migrantes esperanzados por el voto en 2006

MEXICO - Una organización de migrantes confió que la Cámara de Diputados ratificará una reforma que permite votar por correo a los mexicanos en el extranjero a partir de los comicios presidenciales del 2006.

"Ha llegado la hora de las definiciones: los diputados... tendrán que decidir si están o no a favor de un futuro mejor para la nación mexicana y sus ciudadanos, dondequiera que nos encontremos", dijo Raúl Ross, de la Coalición por los Derechos Políticos de los Mexicanos en el Extranjero.

"Si lo votan a favor (el voto postal), nos encargaremos de mejorarlo después de las elecciones del 2006", añadió.

El senado aprobó en abril la reforma para permitir el voto por correo, que beneficiará particularmente a los residentes en Estados Unidos, donde se encuentra poco más del 98 por ciento de los mexicanos que viven en el extranjero. La reforma, sin embargo, debe ser ratificada por la Cámara de Diputados para que entre en vigor.

Xóchitl Bada, profesora en la Universidad de Notre Dame e integrante de la Coalición, consideró que ningún país puede decirse plenamente democrático sino hasta que todos sus ciudadanos, sin importar su lugar de residencia, tengan acceso a los mecanismos para elegir a sus gobernantes."Esperamos poder regresar para felicitar a los diputados y senadores que se pusieron del lado correcto de la historia", dijo Ross.

La reforma aprobada por los senadores señala que los mexicanos podrán votar siempre que cuenten con una credencial electoral vigente y lo soliciten al Instituto Federal Electoral por escrito. Dicha reforma prohibe realizar campañas políticas en el extranjero.

Las autoridades calculan que actualmente son cuatro millones de los cerca de 11 millones que viven en el extranjero los que cuentan con credencial vigente.

El director del Servicio Postal Mexicano, Gonzalo Alarcón, dijo la semana pasada que ese organismo no cuenta con los recursos, el personal ni la estructura para garantizar la "secrecía" del voto de los mexicanos en el extranjero.

Los miembros de la Coalición criticaron esas declaraciones e incluso señalaron que si no puede hacer su trabajo que renuncie.

El Senado modificó una reforma aprobada en febrero por la Cámara de Diputados que permitía las campañas en el exterior y preveía que fueran colocadas casillas electorales en los países donde residan mexicanos, lo cual provocó que tanto la autoridad electoral como la cancillería advirtieron que sería complicado ponerlo en práctica para el 2006.

Avatar
Acerca del Autor