Novias a la vieja usanza

Lo 'retro' llega al altar

Escrito el 14 Jun 2007
Comment: Off
La moda nupcial se inspira en los años veinte, cuando los vestidos eran auténticas obras de arte. Hoy se vuelven trajes de corte imperio para mostrar una silueta alargada, esbelta y sinuosa de la mano de Karl Lagerfeld, se sofistican con Hannibal Laguna y perfilan una novia de las mil y una noche con la madrileña María Alegre.

Los diseñadores sevillanos José Víctor Rodríguez y José Luis Medina del Corral, más conocidos como Victorio & Luchino, presentaron unas novias años veinte con vestidos en blanco roto tocadas con casquetes, sombreritos o velos de tul hasta el suelo, el tejido que se convirtió en estrella de una espléndida y elegante colección de vestidos de novia.

Sin ninguna concesión a los volantes, pese a su típico estilo andaluz, la pareja se decantó por trajes imperio con tejidos vaporoso o vestidos tipo sirena, que acarician los cuerpos por sus formas ajustadas o faldas con volumen, colas muy cortas y tejidos de organza matizados con tules para provocar fragilidad y encajes que conviven entre sí. Un traje de chaqueta con falda larga en forma de sirena de cola y chaqueta con escote chimenea o dos vestidos cortos con cintura baja y sombreros como tocados fueron otros de los homenajes que los diseñadores efectuaron a la época del can-can.

Dos vestidos de novia cubiertos por velos de tul con escote bañera y corte imperio rompieron los aplausos del público, el mismo tul que realizaron para diseñar una capa que cubría un traje mini-faldero en blanco roto, el color estrella de esta colección.

Guantes Largos

Los guantes largos complementaron algunos vestidos de esta colección, en donde dominó la elegancia y el buen gusto.

Los vestidos de Karl Lagerfeld lucen cortes de talle muy alto para mostrar una silueta alargada, esbelta y sinuosa. El corte imperio se completa con un cinturón superpuesto que estrecha la cintura y resalta el busto. La cola también se reduce en esta colección desplazando la atención a los detalles del traje: los bordados en transparencias y en nácar y la gran novedad: las mangas son de reja y cubren medio brazo al estilo "punk" que se lleva ahora en la calle. Encima de ello, unos guantes blancos de ciclista, para darle todavía un toque más moderno e informal.

Avatar
Acerca del Autor