40 años de salsa

A Media Syndication - Richie Ray y Bobby Cruz están casi igualitos. Parecería que el tiempo no pasa por ellos... Pero lo cierto es que ya han transcurrido 40 años desde que inventaron el nombre de "salsa" para identificar la música que tocaban con una base afrocubana. Este detalle histórico que para la nueva generación resulta desconocido, aconteció en 1966 durante la presentación del famoso binomio en una estación de radio en Venezuela.

Acompañados de sus respectivas esposas, Angie (Richie) y Rose Marie (Bobby), los llamados Reyes de la Salsa se muestran muy satisfechos con la pronta acogida que ha recibido su disco número 102, "Que Vuelva la Música", y rememoran cómo fue que ese género musical cobró nombre.

"Ciertamente, en Cuba vienen tocando el son hace mil años. Pero su origen no es cubano, sino africano", explica Richie Ray.

Fue entonces que a esa base de ritmos le añadieron música de ópera, rock, jazz, árabe y clásica, con las trompetas en una fuga galopante, características de Johann Sebastián Bach, y el teclar de lujo del piano a lo Frederic Chopin.

"El locutor de aquel programa, Phidias Dávila Escalona, dijo: 'Richie, ¿qué es esa música?'. Me quedé desconcertado buscando en la mente cómo llamar aquel mejunje ... y de momento me vino a la mente la palabra ¡ketchup! La dije en inglés porque soy nacido en Brooklyn. 'No, no, no. ¡Es salsa!', aclaró Bobby. Porque en Venezuela el ketchup no existe. De modo que aunque la música era conocida, fue así que nació el nombre", agrega para mencionar que en esta producción incluyen un tema de salsa- reggaetón, que "a los cocolos bien fanáticos a lo mejor no les gusta, pero el reggaetón es otro ingrediente más".

De hecho, el lanzamiento de este disco de salsa realizado en los estudios CODiscos en Medellín, Colombia, es el primero después de 31 años sin grabar música secular. Este celibato obedece a las críticas que recibieron por parte de la Iglesia, que se oponía a su exposición en la salsa cristiana.

"Hay ciertas áreas en las que este género de música cristiana no acaba de entrar. En las iglesias hay un tipo de música de alabanza y adoración. Músicos ungidos se encargan de llevar al pueblo la presencia de Dios; preparan el ambiente para la Palabra. Nosotros no somos ese grupo. No caemos en la alabanza, sino que somos evangelistas. Vamos al mundo a llevar la Palabra para que la gente se convierta", explica Bobby, quien ya recibe los beneficios del Seguro Social.

Muy emocionado con la nueva producción discográfica, que incluye catorce canciones compuestas y arregladas por ellos, Richie recuerda que "cuando me convertí me indicaron que tenía que haber un cambio y por veinte años nos metimos en la iglesia nutriéndonos de la Palabra; entonces habían 35 emisoras cristianas". ("Comentaban, tiraban indirectas. Pero Dios puso en nuestros corazones el mensaje de que no podíamos dejar de evangelizar. No vamos a seguir metidos entre cuatro paredes y dejar que la gente se pierda", expresa).

En opinión de estas dos estrellas de la música, Dios levantó un profeta, "un señor que no era cristiano nos predicó, nos metió en la cabeza que había familias y gente de nuestra grey que quería disfrutar de nuestra música". ("Trabajamos un año con esa idea y hasta le pusimos un precio exorbitante para que se olvidara de hacer ese concierto. Pero cuando le pusimos cifra, nos dijo: 'Vamos a firmar contrato'", recuerda Richie refiriéndose a José Pabón,también productor de "El Reencuentro" de los ex Menudo). Sin embargo, la duda de cómo sería aceptado por el público el proyecto musical de salsa, también los asaltó.

"'¿Habrá todavía gente que nos quiera escuchar?', pensábamos. En la Biblia hay un profeta que dice: '¿Habrá gente que todavía quiera recibir el mensaje?'. Decidimos dispararnos este cartucho a ver qué iba a pasar.

Si nadie reaccionaba, sabíamos que eso había muerto, que ya la gente está en otra dimensión. Pero hemos suspirado de alivio", revela Richie.

Avatar
Acerca del Autor