Calderón nombra a ministros clave a tres días de asumir el poder en México

MEXICO - El presidente electo de México, Felipe Calderón, designó este martes a la embajadora en Austria, Patricia Espinosa, como canciller y al gobernador de Jalisco (este), Francisco Ramírez, como ministro de Gobernación (Interior), tres días antes de asumir el poder.

"He pedido a la embajadora Espinosa que lleve adelante una política exterior moderna, que apuntale el desarrollo económico y social del país, que defienda los intereses de los mexicanos en el exterior, particularmente de los migrantes y que se aboque a reposicionar a México en el lugar que corresponde en el escenario mundial y regional", dijo Calderón, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN, derecha).

Espinosa es una diplomática de más de 25 años de experiencia que ha desarrollado su carrera en las legaciones de México ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en sus sedes de Ginebra, Nueva York y Viena y en distintas legaciones de Europa (Alemania, Austria, Eslovaquia y Eslovenia).

Frente al perfil europeo de la futura titular de la política exterior mexicana, Calderón se reservó el nombramiento directo del responsable de la relación bilateral con Estados Unidos, puesto para el que eligió a Arturo Sarukán, uno de sus más estrechos colaboradores.

En este sentido destacó como los aspectos más urgentes la "defensa de los derechos de los migrantes, la exigencia de mayor corresponsabilidad de los americanos en materia de narcotráfico". A la vez, el futuro mandatario conservador reprochó a Estados Unidos no haber hecho lo suficiente como "mayor consumidor de drogas en el mundo", así como "potenciar el desarrollo de México con base en una relación productiva para ambos países".

Para la estratégica secretaría de Gobernación (Interior), encargada de las relaciones con los gobernadores estatales, con el poder legislativo, con los partidos y el resto de fuerzas sociales, nombró al ex gobernador de Jalisco (este), Francisco Javier Ramírez, una decisión que promete una fuerte polémica. El Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) lo acusó de represor y "fascista" por la actuación de la policía de Jalisco durante la Tercera Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea en mayo de 2004, en el que decenas de manifestantes fueron detenidos y, según las ONG, sufrieron torturas y malos tratos.

Por su parte, el representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI, oposición) ante el Instituto Federal Electoral (IFE), Javier Oliva, recordó las acusaciones en su contra por supuestamente haber interferido en las elecciones a la gubernatura de Jalisco.

Oliva anunció el lunes "un severo conflicto" si se cumplían los pronósticos sobre el nombramiento de Ramírez, quien fue el que anticipó en 2005 la precandidatura presidencial de Calderón, entonces ministro de Energía, generando una controversia con el actual presidente Vicente Fox.

El futuro mandatario de México nombró además a otros dos estrechos colaboradores de su campaña electoral para puestos importantes de su gobierno. A Germán Martínez Cázares, ex representante del PAN ante el IFE en las pasadas elecciones, le otorgó la cartera de Función Pública, en la que se dedicará a controlar a los funcionarios públicos y combatir la corrupción.

El ex coordinador de la campaña y del equipo de transición de Calderón y antiguo alto cargo de la secretaría de Energía cuando era dirigida por éste, Juan Camilo Mouriño, será el jefe de la oficina de la presidencia.

Con estos anuncios, sólo quedan por conocer del primer gabinete de Calderón los ministros del área de seguridad (Seguridad Pública, Defensa y Marina).

La semana pasada Calderón presentó a los próximos responsables de la carteras relacionadas con economía, encabezados por el ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Agustín Carstens, como secretario de Hacienda, y del sector social.

Calderón asumirá el viernes un mandato de seis años hasta 2012 en reemplazo de Fox, ambos del derechista PAN.

Avatar
Acerca del Autor