Cierra el “banco de los presidentes”

WASHINGTON, DC - La capital de Estados Unidos perdió oficialmente al llamado "banco de los presidentes", el Riggs, una institución tradicional que termina así más de 160 años de historia manchada en sus postrimerías por la corrupción.

El Riggs, que comenzó en 1836 como una casa de corretaje, no pudo superar los embates de escándalos bancarios que implicaron al ex dictador chileno Augusto Pinochet y al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema.

Riggs, que nunca fue uno de los bancos más grandes de EU y al aproximarse a su defunción tenía activos por unos 6,400 millones de dólares, ha sido adquirido en apenas 643 millones de dólares por PNC Financial Services, una institución bancaria de Pensilvania.

Desde sus comienzos, Riggs, que en 1840 empezó su oferta de cuentas de depósitos y cheques cuando William W. Corcoran se asoció con George Washington Riggs, supo convertir su ubicación capitalina y su buena relación con el poder político en herramienta para su prestigio de solidez y seriedad.

En 1844, el banco recibió un espaldarazo importante cuando el Gobierno de EU designó a Corcoran and Riggs como único depositario federal en Washington, y una década más tarde, cuando Corcoran se retiró del negocio, el banco cambió su nombre a Riggs and Company.

Acerca del Autor