Fox espera acuerdo migratorio en 2006

Aseguró que las pláticas están avanzando

WASHINGTON DC - Un año antes de concluir su mandato, el presidente de México, Vicente Fox, manifestó su confianza en alcanzar un acuerdo inmigratorio con su homólogo estadounidense, George W. Bush, y permitir que millones de indocumentados en el país del norte obtengan un estatus legal de permanencia y un permiso de trabajo.

Durante una gira por Coahuila (noroeste de México), el mandatario mexicano dijo el jueves que "hemos avanzando mucho en ese tema" y que "esperamos que no termine esta Administración (de Bush) sin que todos los avances que hemos logrado se concreten en una ley".

Fox apuntó que desde el comienzo de su mandato, en 2000, se comprometió a trabajar en favor de los inmigrantes mexicanos radicados en Estados Unidos a fin de lograr "mejores condiciones para todos ellos, y que se respeten plenamente sus derechos humanos y sus derechos laborales".

México y Estados Unidos estuvieron a punto de lograr un acuerdo migratorio en 2001, pero las conversaciones entre ambos presidentes se suspendieron tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de ese año.

El primer paso

La iniciativa para conseguir una reforma a las leyes de inmigración estadounidenses fue tomada por Fox el 20 de julio de 2000, cuando expresó su apoyo a una política de fronteras abiertas con Estados Unidos. El mandatario resaltó que esa es una "meta posible" si se trabaja en un plan de largo plazo.

Cuatro meses más tarde, el 11 de noviembre, Fox realizó una visita a Los Angeles, California, donde dijo que su gobierno "comprende" el deseo de millones de inmigrantes de convertirse en ciudadanos leales y productivos en un país que los ha acogido, y señaló estar dispuesto "buscar un acuerdo" con el gobierno de Washington.

El 17 de febrero de 2001, el entonces recién electo presidente de Estados Unidos George W. Bush respondió a Fox que si bien "no estaba convencido" de apoyar una amnistía para los indocumentados en su país, expresaba su "interés" por otros programas, entre los que destacó el de trabajadores temporales y una reforma al ya desaparecido Servicio de Inmigración y Naturalización (INS).

Avatar
Acerca del Autor