Muro digital costaría $30 mil millones

MEXICO - Siete semanas después que el departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunciara que la empresa Boeing construirá un muro digital en la frontera con México a un costo de 2 mil millones de dólares, un nuevo estudio de ese ministerio aseguró que el proyecto podría costar 15 veces más, es decir, 30 mil millones de dólares. Según datos entregados por el jefe de la seguridad de Estados Unidos, Michael Chertoff, el muro, que cubrirá una distancia de 6 mil millas, incluye la colocación de 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica.

La primera fase del proyecto será un segmento de 45 kilómetros entre Tucson, Arizona, y México, zona considerada por el gobierno de Washington como una de las principales rutas de acceso de indocumentados a Estados Unidos. "Lo que vamos a hacer es construir la frontera del siglo 21, la frontera virtual", dijo Chertoff. Pero el optimismo del gobierno tropezó el jueves con una revisión del proyecto –y del contrato- por la oficina de contabilidad del DHS.

Según Richard L. Skinner, inspector general del DHS, la revisión del programa revaluó el proyecto y se elaboraron “pronósticos y cálculos que van de 8 mil a 30 mil millones de dólares".

El nuevo reporte de auditoría dio pie a nuevas interrogantes sobre la viabilidad de los esfuerzos de la administración del presidente George W. Bush -y el Congreso- para modernizar las políticas migratorias.

Una primera fase del muro tecnológico comenzará a ser levantado en un tramo de Tucson, Arizona, considerado como el principal cruce de indocumentados a Estados Unidos. Boing ofreció concluir y tener funcionando todo el sistema en un lapso de tres años.

El muro digital forma parte del proyecto SBInet, parte esencial de un proyecto global de vigilancia denominado por el gobierno como "Escudo de Seguridad de Alta Tecnología" en las fronteras, desarrollado tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Chertoff ha explicado que el plan es el "mayor esfuerzo en la historia del país para controlar más de 9,600 kilómetros de frontera con México y Canadá", y que su principal objetivo es "frenar" la inmigración ilegal.

El nuevo muro de torres de vigilancia electrónica le facilitará a la Patrulla Fronteriza contar con una moderna red de miles de sensores que detectarán movimiento, sonido y, en algunos casos, incluso el olor en la frontera.

Los sensores enviarán una alarma a un centro de mando de la zona, donde un agente federal manejará una cámara de televisión a control remoto cerca del sitio para intentar detectar si la alarma fue activada por un animal o un indocumentado.

Si se trata de un inmigrante ilegal, el agente a cargo del centro de comando activará una alarma que permitirá el despliegue de vigilancia a la zona para proceder al arresto del intruso.

Las cifras entregadas por la oficina de contabilidad del DHS excluyen los costos del muro físico de cerca de 1.126 km (700 millas) de largo que el congreso aprobó en septiembre, y que el presidente promulgó en octubre, días antes de las elecciones de medio tiempo celebradas el 7 de noviembre.

Avatar
Acerca del Autor