Trabajo temporal, no amnistía, dijo Bush

Plazo en manos del Congreso

WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, reiteró el lunes que para poner orden al flujo de inmigrantes trabajadores en el país desea que el Congreso apruebe un programa que contemple el trabajo temporal y excluya el camino a la residencia para los indocumentados,la amnistía.

Pero a diferencia de otras ocasiones, en que dijo que las visas temporales de trabajo durarían tres años y que podrían ser renovadas por otros tres años, hoy dijo que la fecha de duración de la visa se encuentra en manos del Congreso.

Bush indicó que cuando empezó a hablar de su propuesta de inmigración el 7 de enero de 2004 en la Casa Blanca, muchos entendieron que la temporalidad era una forma de conceder amnistía a más de 11 millones de indocumentados que trabajan ilegalmente en Estados Unidos.

"Ese no es el caso", señaló el mandatario en un auditorio de la Universidad del Estado de Kansas, al responder a una pregunta sobre su política contra el terrorismo.

"Yo no creo en eso. En lo que creo es que hay que reconocer que hay gente que haría el trabajo que otros no harían",subrayó Bush.

Los comentarios del presidente fueron hechos en momentos que el Senado se alista para debatir una propuesta migratoria aprobada el 16 de diciembre por la Cámara de Representantes.

Entre otras recomendaciones, el proyecto, conocido como HR 4437, propone criminalizar la estadía indocumentada (actualmente una falta civil), levantar un nuevo muro en la frontera con México, acelerar las deportaciones y eliminar el sorteo de la Lotería de Visas.

El plan es criticado por todos los países latinoamericanos, iglesias,la Cámara de Comercio estadounidense, iglesias, sindicatos, la oposición demócrata y grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos.

Bush, sin embargo, dijo que éste era el momento de "mover adelante" el debate, pero se abstuvo de comentar sobre el proyecto HR 4437.

El presidente se limitó a decir que "tenemos la obligación en este país de proteger nuestras fronteras", y apuntó que si bien Estados Unidos tenía "dos grandes fronteras" con Canadá y México, "la más problemática es nuestra frontera con México".

"Nuestra obligación es apelar a una amplia estrategia para terminar con el tráfico de todo lo que sea ilegal en la frontera", dijo. "Somos un país de leyes y debemos proteger nuestras fronteras", dijo.
Además de la HR 4437, el Senado tiene otros planes migratorios que podrían ser analizados durante el debate.
Los proyectos son:
Plan Bush. Propuesto el 7 de enero de 2004. Recomienda una visa de trabajo temporal por 3 años renovable una vez. Al término del segundo plazo, el extranjero debe irse de Estados Unidos.
Plan Dream Act. Presentado en 2003 y reintroducido en noviembre. Propone conceder residencia temporal a estudiantes indocumentados sobresalientes para que puedan ir a la universidad. Una vez graduados, podrán pedir la Green Card.
Plan AgJobs. Respaldado por más de 100 organizaciones sindicales y empresarios. Propone una cuota de unas 500 mil visas de residencia para campesinos que lleven tiempo en el país y tengan empleo. La mayoría de los beneficiarios serían mexicanos.
Plan Cornyn-Kyl. Propone que todos los indocumentados salgan de Estados Unidos y desde sus países de origen pidan una visa de trabajo temporal. Recomienda aumentar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza.

Avatar
Acerca del Autor