Voto hispano, clave en noviembre

WASHINGTON - Antes de que un gobernador republicano tratara de combatir frontalmente la inmigración ilegal en la década de 1990, California había apoyado a candidatos presidenciales de ese partido en todas las elecciones posteriores a la Segunda Guerra Mundial, con la única excepción de dos comicios.

Desde entonces, el estado ha sido un sólido bastión de los demócratas, en parte debido al crecimiento en el número de votantes hispanos.

Los demócratas esperan repetir esa tendencia a nivel nacional usando el actual debate migratorio para pintar a los republicanos como "contrarios a los inmigrantes " "antihispanos".

Pero los latinos están emitiendo señales de que están insatisfechos con ambos partidos, convirtiéndose en un sector electoral clave para los comicios legislativos de noviembre, en los que los republicanos aspiran retener el control del Congreso.

"Si los partidos políticos usan la inmigración como un tema de presión, probablemente haya una gran reacción en su contra", pronosticó Marcelo Gaet, director de programas de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO).

Avatar
Acerca del Autor