Inmigración amplió permisos de empleo

WASHINGTON - Miles de indocumentados hondureños y nicaragüenses amparados en Estados Unidos por un Estatus de Protección Temporal (TPS) respiraron aliviados el fin de semana tras enterarse que las fechas de expiración de sus permisos de trabajo fueron ampliadas por el servicio de inmigración.

Hasta el 5 de octubre

El departamento de Seguridad Interna (DHS) anunció una extensión de 90 días para las autorizaciones de empleo de al menos 82 mil hondureños y 6 mil nicaragüenses cuyas tarjetas vencieron el 5 de enero, pero que en diciembre del año pasado esos mismos documentos fueron habilitados hasta el 5 de julio mientras la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) procesaba los nuevos permisos.

El DHS agregó que los extranjeros beneficiados con la medida no necesitan reportarse ni llamar a las oficinas de la USCIS para gestionar documento alguno.

"Se trata de una extensión automática", dijo a Univision Online David Hernández, Ministro Consejero de la Embajada de Honduras. "Las personas afectadas no necesitan reportarse a las oficinas del servicio de inmigración", agregó. La sede diplomática precisó que la extensión se logró tras gestiones iniciadas a partir de mayo, mientras que José Lagos, presidente de la Unidad Hondureña en Miami, Florida, dijo que la prórroga se debe a la intervención hecha por los legisladores republicanos Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Diaz-Balart.

El activista agregó que la decisión evitará que refugiados con permisos de empleo que no han sido renovados por el gobierno sean despedidos "injustamente" de sus empleos.

La extension anunciada por el gobierno de Washington rige hasta el 5 de 0ctubre de 2005, plazo durante el cual la USCIS deberá completar el envío de las nuevas tarjetas.

El TPS a Honduras fue otorgado el 29 de diciembre de 1998 durante la administración del presidente Bill Clinton, por razones humanitarias a raíz de los daños causados por el paso del huracán 'Mitch', a finales de octubre de ese año.

La protección también incluyó a indocumentados de Nicaragua que se encontraban en territorio estadounidense.

El TPS inicial tuvo una duración de 18 meses, que venció el 12 de julio de 2000, pero ha sido prorrogado en cinco ocasiones. La última entró en vigor el 5 de enero de 2005 y rige por 18 meses, hasta el 5 de julio de 2006.

El amparo, que por ley regula el Departamento de Justicia -pero que después de los atentados del 911 administra el DHS- además de otorgar derecho a permanecer en Estados Unidos y un permiso de trabajo, detiene las ordenes de deportación y autoriza al beneficiario a tramitar una licencia de manejar.

La USCIS dijo en un comunicado que no podría procesar todos los formularios debido al número inesperadamente alto de solicitantes, pero que el nuevo plazo del 5 de octubre le dará el tiempo necesario para procesar los documentos.

La agencia federal también apuntó que en caso que un empleador dude acerca de la extensión de los permisos de trabajo, pueden consultar en la siguiente dirección de internet, donde se encuentra la decisión del gobierno.

Las empresas que tienen contratados a trabajadores protegidos con TPS también pueden llamar al número de teléfono 1-800-357-2099, o bien a la Oficina de Consejos para Asuntos de Inmigración y Empleo del Departamento de Justicia, teléfono número 1-800-255-8155.

Otro número disponible para consultas sobre la validez de los permisos de empleo es el 1-800-255-7688.

Avatar
Acerca del Autor